Se termina La Nación en papel, masivo despido de periodistas

Publicidad

Sindicato de Periodistas de La Nación está reunido en este momento por grave situación de periódico gubernamental.

Hace meses que Platovsky, Presidente del Directorio, no se reune con la presidenta del sindicato. La última conversación entre ambos terminó con un seco: «No tenemos nada de que hablar» por parte del Presidente del Diario.

Los trabajadores  emitirán una declaración pública en la tarde y no se descartan movilizaciones.

GOBIERNO  CERRARÁ EN NOVIEMBRE DIARIO LA NACIÓN

Director Álvaro Medina, ex concertacionista,  tiene una lista negra de funcionarios que serán despedidos, que son más de 70.

Es un hecho, la decisión ya fue tomada por el directorio de  la Nación S.A. A partir de Noviembre no se imprimirá más el diario. El periódico sólo funcionará como portal noticioso. La decisión se convierte en un grave atentado contra el ejercicio del Periodismo. Más de la mitad de los trabajadores serán despedidos.

En una reunión que duró tan sólo cinco minutos el Presidente del Directorio de la Nación Daniel Platovsky  informó y acordó con el Presidente Piñera el cumplimiento de uno de los compromisos de campaña de la Coalición por el Cambio. Cerrar el periódico al asumir como gobierno.

En Chile no existe un espectro muy amplio de medios de comunicación masivos. La mayoría de los grandes consorcios representan visiones cercanas a la del Presidente de la República, situación que hacía predecible el cierre del Periódico estatal. Al tener el control informativo de todos los medios no se justifica mantener un periódico dirigido por el gobierno.

La decisión es lógica y entendible. Aunque los funcionarios de la Nación han recibido propuestas para acogerse a retiros pactados, existe una cantidad de periodistas que llevan trabajando años a contrata o boleteando, son justamente ellos los que están en una absoluta incertidumbre.  Aunque la Ministra Ena Von Baer, quién además es Periodista, había señalado que el diario no se cerraría la situación parece ser distinta.

Algunos cuestionan la decisión entregando antecedentes históricos de cómo grupoide poder adquirieron de mala forma la propiedad del diario La Nación.

En esta columna Antonio Gil explica el suceso histórico, que argumenta a favor de quiénes creen que el Periódico debería ser regresado a sus legítimos dueños.

Un  Fantasma Recorre el diario  La  Nación.

Corría 1927  cuando  Pablo Ramírez, un personaje harto curioso de nuestra historia política: ministro,   hábil operador del general Ibáñez,  y  “hombre con fama de homosexual,  que recorría por las noches distintos locales nocturnos en compañía de sus asesores, los que serían conocidos como “los niños de Pablo Ramírez”, se valió de las peores formas de presión  para usurpar el diario La Nación a su legítimo dueño y fundador  don Eliodoro Yáñez Ponce de León.

Lo amenazó con  requisar todas sus propiedades y arruinarlos si no vendía  La Nación a precio ruin al Estado. Según algunos conocedores  La
Nación  valía  un millón de dólares de esos días  y había surgido como un medio popular y de vanguardia en la escena periodística  chilena.

Ramírez trapicheo hasta la nausea  el precio del medio,  esquilmando a Yañez con el absurdo pago de trescientos mil pesos. Con la caída del “Paco” Ibáñez  en 1931,  su sucesor  se negó terminantemente  a devolver el Diario a su dueño, por entonces exiliado en París, perpetuándose así un abuso que llega hasta nuestros días envuelto en toda suerte de neblinas y legañas. Hoy como todos sabemos  los ingresos de La Nación  provienen mayoritariamente  de las ventas del Diario Oficial y de la división de imprenta de la empresa, ya que esta cuenta con un equipamiento que presta servicios a terceros, que son casi todas las publicaciones en formato tabloide.

Actualmente el diario es propiedad de  una empresa constituida por acciones clase A y B. Las acciones clase B (69%) están hoy en manos del Estado. El 31% restante correspondiente a acciones clase A es mayoritariamente propiedad de la sociedad Colliguay S.A. compuesta por tres particulares.

Hoy los destinos de La Nación vuelven  a convertirse en el  laberinto de Creta para las actuales autoridades de gobierno. Que se vende, que no se vende, que se cierra que no se cierra.  Un baile de hormonas, sensibilidades  y pareceres bastante agotador. Se nos presenta como  lo   justo y lo legítimo que la parte del diario que hoy permanece  en manos del Estado chileno fuera restituida  a los herederos actuales de don Eliodoro Yáñez Ponce de León, reparándose así uno de los abusos más flagrantes de nuestra historia. Y que ellos decidan si venden, si cierran o regalan a los traperos de Emaus el viejo diario.

El fantasma de Pablo Ramírez, enarbolando su  bastón y llevando un clavel verde en la solapa de la chaqueta cruzada,  seguirá penando por el Ramis Claire o por el Crillón con sus “niños” y  riéndose sólo al comprobar  como “la pata de pollo” que armó hace un cerro de años,  sigue ahí,  como un tábano. Y se encontrará a ratos  con el ánima de Yáñez,   ambos más allá del tiempo y sus latas. El fantasma de Pablo Ramírez recordará de seguro  esa frase de Diego Portales que reza “En Chile, la ley no sirve para otra cosa que no sea producir la anarquía, la ausencia de sanción, el libertinaje, el pleito eterno, el compadrazgo y la amistad… De mí sé decirle, que con ley o sin ella, esta señora que llaman la Constitución hay que violarla cuando las circunstancias son extremas”

Mientras don Eliodoro repetirá en un eco: “pongo a usted de testigo, señor notario, para que lo testifique algún día, que firmo bajo el peso de las amenazas, a la fuerza, pues el gobierno me extorsiona con despojarme de mis bienes”

26 Comentarios

    • que gran comentario «no es weon» y calificas a otro de «tonta», puchas que tienes argumentos ¡¡¡¡¡¡ debes ser muuuy inteligente ¡¡¡¡¡ ojala nunca te conozca par no sentirme tan acomplejada

  1. Ken Dermota
    El Periodismo en Chile en Democracia.

    Que mejor explicacion?.

    Escuchen Radio Biobio y/o la de Universidad de Chile
    El resto de los otros medios son puros titeres de los fachos.

  2. este gobierno pregono tiempos de cambio, ustedes en el diario ,nosotros en correos,también en salud,indap,étc. solo despidos y la verdadera fuente laboral no es respetada,donde debiera garantizarse la estabilidad es en los servicios públicos,pero eso no es respetado por los directorios de las empresas estatales.juan

    • Claro, están aburridos a los excesos en el área publica, hay muchas personas en el área publica que realmente laburan pero en otras oportunidades y creo que el 50% de ellos se tira las pelotas en su trabajo y abuzan porque saben que no pueden llegar y echar, he desarrollado proyectos en La Nación y he visto como personas se tiran las pelotas todo el día y no aportando nada a lo que realmente fueron contratados, llevando 10 años de servicio en esa institución, si estuvieran en al área privado ya no tendrían trabajo a los 3 meses.
      Trabajador del área privado…

  3. Una más de la prepotencia con que actúan los empresarios en especial este sr Platovsky y su socio Sebastian, dejando el medio informativo nacional escrito de parte de la derecha. Me imagino la desilución que deben tener los trabajadores de La Nación que pensaron que las cosas cambiarían con el gobierno de Piñera votando por él y este sr. a la vuelta de 9 meses los dejará sin empleo como a muchos del sector público.

  4. Según tengo entendio la información aquí publicada no es cierta.
    Será otra forma de difundir temor?
    Recordemos que la doctrina del terror funcionó muy bien en Europa. De lo contrario hay que ser muy ocioso e irresponsable. Pero como todo buen castigo para un mal periodista…lo que queda es el repudio y la falta de credibilidad!!

  5. Para tener un medio con capital de todos los chilenos financiando mentiras u omisiones aberrantes para los gobierno de turno (del duopolio alianza-concertación), excelente medida, venga de donde venga, cada peso invertido en un pasquin de propaganda y trinchera política es un peso menos disponible para inversión en subsidios para políticas sociales: cada salario pagado inútilmente significa sacrificar al año 3 pensiones mínimas, o 10 dividendos de viviendas sociales, o 25 becas de mantenimiento para estudiantes vulnerables, o 50 atenciones gratuitas equivalentes de medicina general, o … etc. Si fuese un medio privado, cada cual es libre de gastar el dinero como le de la gana, pero acá está en juego el dinero de millones de «accionistas» que pagan impuestos, desde los indigentes que pagan IVA por el pan hacia arriba, para financiar un Estado que tiene un rol redistributivo imperativo. El rol de los «accionistas» es exigir que sea hecho con eficiencia y eficacia.

    Se busca coalición para reemplazar a duopolio rancio, de preferencia con sólidos valores morales.

  6. Ah, y si es por medios alternativos para informarnos, sugiero:

    Web y Radio Bio Bio
    Diario electrónico Universidad de Chile
    Portal elmostrador.cl
    Portal pnews.cl
    theclinic.cl
    elperiodista.cl
    observatoio.cl
    lemondediplomatique.cl
    puntofinal.cl
    piensachile.com
    elclarin.cl

    y muchos otros que se me van. Y de paso, fortalecemos a los medios independientes o alternativos.

  7. El comentario que publiqué no aparece, o sea primero entregan noticias erróneas, sin identifiarse y después sólo filtran los comentarios que les convienen.

    todo mal

  8. Muerteanunciada, pero ahi en el directorio estan los responsables que cuando se vayan se van llenos de dinero,Feres y sus colaboradores.Poca creatividad, ganadores antes reconmprando escritorios, alfombras, autos y crando empresas paralelas.Avalados porla concertación y ahora por los enemigos de los trabajadores como esta alianza.
    Premio a la UDI que no quería una Nación…La concerta mató Fortín, La Epoca, Siete Días, Radios etc….aveces como dijo alguien hay que morirse para que sepan que un dia uno estaba vivo……..Con El Mercurioy Copesa como empresas chao oposición periodistica.

  9. Fue una despedida patética. El diario La Nación donde nací periodísticamente hace unos años, cuando como infructuoso colaborador, ingenuo, lleno de expectativas y recién salido de la escuela de periodismo, ocupé un apartado escritorio en sus oficinas, despedía masivamente el día de ayer a su caterva de bulliciosos periodistas. Fue fríamente, como quien dice adiós y punto. Sin ningún consuelo, sin otro agradecimiento que el calor del abrazo mutuo, como si tantos días y trasnoches rente al computador, tantas lágrimas vertidas con amor por un oficio extraordinario, de nada hubiesen valido. Como si la trascendencia histórica –que en el caso de LN dura hasta la fecha 92 años- tan ausente en nuestro Chile una vez más brillara por su ausencia. Duro fue ver las lágrimas inconsolables de tantos amigos, entre ellos de un joven fotógrafo con quien compartí tantas aventuras y momentos. Duro fue sentir el abrazo final de mi entrañable amigo, Ebner Burgos, júnior de la vieja redacción de Agustinas 1269, que tantos consejos me diera sobre la vida. Duro fue ver partir a los esforzados muchachos de deporte, de hípica, de cultura, de diseño.
    Pero pese a todo, a las lágrimas, al enorme conjunto de recuerdos que allí se aglomeraban y que ahora se volvían melancólicos, algo había de maravilloso. Era la mística única y orgullosa de un equipo humano de entrañable calidad, que supo cumplir con valor, que supo marcar una época y que por sobre las diferencias, los problemas, los desbarajustes institucionales, supo mantener un proyecto periodístico pluralista, creativo, una bandera de diferencia en un panorama hosco y llano, lleno de monotonía y de proselitismo.
    Un aplauso por La Nación y su gente maravillosa

  10. porque no se financia un periodico,quizas el unico que no lo hace,porque el estado lo subvencionaba,eso no es justo para otras empresas,seria como dumping,mal disenho de su portada,falta de pluralismo durante decadas,(editorial segun gobierno de turno),pobres reportajes,malas fotografias,etc,es decir mal negocio,y trabajan personas que solo cumplen para recibir su sueldo mensual,total se subvenciona,se regalaba en los cafes del centro ,para justificar su tiraje minimo,jamas entro en competencia con los otros periodicos teniendo como base el financiamiento del estado,y eso para una empresa es harto decir.

1 Trackback / Pingback

  1. A los 95 años muere el diario La Nación | JulioSuarezAnturi

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*