EX PERIODISTA DEL MERCURIO Y MIEMBRO DE LA ORDEN FRANCISCANA ES ACUSADO DE ABUSOS SEXUALES REITERADAS

Publicidad

Los sacerdotes Lorenzo Maire, André Jerlan -asesinado por carabineros durante la dictadura del General Augusto Pinochet-  y  Pierre Dubois, hicieron de la vida cristiana un ejemplo de consecuencia y cercanía con los más necesitados. El primero en la Villa O’Higgins y los dos siguientes en la Población La Victoria, fomentaron la organización  comunitaria y el apoyo social de la Iglesia como una forma de vida. 

El proyecto que encabezaron estos “curas obreros”, consistía en insertarse en poblaciones pobres y marginales, para desde su interior dar sustento espiritual a los pobladores. Promoviendo las enseñanzas de Jesucristo como una forma plausible de terminar con la marginalidad, la exclusión urbana, la pobreza y las drogas. 

Uno de los lugares que fundaron se encuentra en la comuna de La Florida, en la Villa O’Higgins, en este lugar existe una parroquia, un centro juvenil y una casa que funciona como centro de madres. Todos colindantes entre sí y de propiedad del Arzobispado de Santiago.      

DE ÁNGELES Y DEMONIOS 

La Iglesia realiza un trabajo ejemplar en algunas poblaciones de nuestro país. No obstante, por algún motivo, cuando se junta la marginalidad social, la exclusión, la pobreza, la droga y la soledad, surge la posibilidad para que gente que deseaba hacer el bien, termine abusando de sus privilegios para aprovecharse de niños, niñas y adolescentes, casi todos  pobres, adictos a las drogas y necesitados, que por unos pesos están dispuestos a tener sexo con adultos. Ésta realidad se vive en muchos lugares de Chile. Los innumerables casos de abusos sexuales que tiene como protagonistas a miembros de la Iglesia nos hace cuestionarnos sobre esta dura realidad. Los últimos acontecimientos relacionados con el Padre Karadima, que fue absuelto por la justicia pero encontrado culpable de abusos sexuales por la misma Iglesia, nos lleva a cuestionarnos si la justicia ordinaria está haciendo bien su trabajo.  

La siguiente historia reúne todos los elementos relacionados a un caso de  abusos  y comercio sexual. Vinculado a personas ligadas a la Iglesia Católica realizados contra menores. En ellos se mezcla el cahuín poblacional, la desidia de los organismos públicos, la ignorancia de los denunciantes y la historia desgarradora de niñas pequeñas que mirándote a los ojos te relatan como un adulto con pinta de cura la toquetearon para satisfacer sus impulsos sexuales.  Muchas veces la palabra de los niños es deslegitimada, los informes psicológicos no son determinantes y los Fiscales buscan terminar rápidamente con los casos y, al no haber penetración, –en ese caso sería violación- los informes médicos no encuentran rasgos de abusos.  

El CABALLERO DE LA CRUZ

Según Adelita Retamal, madre de la menor de nueve años F.M, el 12 de diciembre del año 2008 un hombre adulto perteneciente, en su calidad de laico,  a la orden de los Franciscanos intentó  aprovecharse sexualmente de su hija. “La niña llegó corriendo desde la casa perteneciente a la organización Católica Chalice; Cáliz de Vida, llorando y gritando que: «el  caballero de la cruz” la había tomado por la fuerza de las muñeca para lanzarla a  la cama con el fin de besarla y toquetearla”, “la niña aprovechó un descuido para salir corriendo”. Pero esta no fue la primera vez que el morador de la casa estuvo involucrado, según las madres, en hechos de esta naturaleza, semanas más tardes el hombre a cambió de cien pesos tocó los pechos, en desarrollo de la menor,  y la besó en la boca debajo de la Palmera que cubre la casa perteneciente al Arzobispado de Santiago.

María Elena Parra  Directora (S) Regional Metropolitana del Servicio Nacional de Menores presentó una querella criminal en contra de Rodolfo Antonio Arredondo Sánchez por el delito de Abuso Sexual cometido en contra de la niña de iniciales F.D.A.M.R. de once años de edad. La hija de doña Adelita. El recurso fue presentado el once de febrero del presente año, según los antecedentes presentados por SENAME la niña develó haber sido víctima de abuso sexual en circunstancias en que participaba de una actividad de celebración de Navidad, organizada por el programa de apadrinamiento (CHALICE, Cáliz de vida) en conjunto con las personas de la parroquia Santa Cruz de Mayo. En la ocasión Arredondo repartía dulces, por ello invitó a tres niñas a buscar más dulces a las dependencias de la casa de CHALICE, en el interior intentó abusar de ella, la niña logró arrancar pero ya fuera de la casa el “hermano” le realizó tocaciones en sus órganos genitales y nuevamente la obligó a besarla, luego de ello la amenazó y por su silencio le pagó 100 pesos.

La niña fue ingresada al centro Remolinos de la ONG Cordillera para recibir asistencia sicológica, según los informes entregados por la organización, la menor al inicio de su relato se mostró dispuesta a conversar de los supuestos abusos y señalo “Tía, podemos hablar de lo que pasó pero a él no me lo nombre, a él no, no quiero hablar de él” en referencia al hermano Rodolfo Arredondo hermano franciscano en tercera grado. (Laico ligado a la organización), la niña  continua “No dije nada en un principio de lo que pasó porque  tenía mucho miedo y cuando se me pasó el miedo recién pude hablar”  en relación a lo sucedido en diciembre del 2008 describe los siguientes hechos “Fuímos invitadas a la casa del franciscano – centro Chalice colindante a la casona de los jóvenes utilizada por Arredondo como vivienda autorizado por el Padre Jorge Solís-  quien nos iba a regalar dulces a mi y a cinco niños más V, S, A, PB y a un niño, que no entró en la casa porque no quiso entrar. Una vez en la casa de él –lugar de propiedad del arzobispado- , estábamos en el living y ahí nos empezó a tocar, no me acuerdo si fui la primera o la última que tocó porque tenía miedo y me tape los ojos con las manos para no mirar. Él me tocó aquí /señalando los pechos) y luego me tomó muy fuerte de la muñeca y me llevó a su pieza: ahí me ofreció $100  por un beso con tono amenazante, yo no le dí el beso, sentí mucho miedo y me arranqué con las niñas”  

La madre de F.M.  relata que luego del suceso apreció un cambio en su hija: “Después qué pasó esto, F.M. a todos los niños les pega patadas, incluso a su hermano,  también se empezó a orinar y después lo controló. Pero después de hablarlo nuevamente en el  Arzobispado comenzó a orinarse de nuevo”, “Hoy ya no se orina todos los días sólo de dos a  tres  veces por semana” –Informe enviado por Macarena Vergara Ruiz-Tagle Asistente Social y Patricia Domínguez Educadora del centro Remolinos y de la ONG Cordillera a Sebastián Fernández  Director del centro Remolinos, ONG Cordillera. Donde las niñas hasta el día de hoy reciben asistencia sicológica.  

 Esta situación no es la única que tiene como protagonista al Periodista y perteneciente a la orden Franciscana, en calidad de laico, hermano en tercer grado,   Rodolfo Arredondo, quién hasta el día de hoy defiende su inocencia, pero que hace un par de años fue acusado por otras dos menores  de iniciales S.G. y P.B.

Paula Rosales madre y hermana de una de las menores nos cuenta que su madre María Contreras la llamó a su trabajo para contarle que algo había pasado con su hija.

Al llegar a la casa supo que las niñas habían comentado que Arredondo las tocó y besó a cambio de dulces y dinero.  La causa fue entregada al Fiscal Gustavo Ahumada quién suscribió un acuerdo con el imputado para suspender el proceso a cambio de cumplir una serie de requisitos, firmas mensuales y prohibición de acercarse a las menores afectadas.

Según Paula su madre María Contreras quién fue la que interpuso la demanda, cuando llegó al juicio oral fue consultada si estaba de acuerdo con la medida, la señora, ignorante de lo que se le planteaba  aceptó los términos propuestos, entendiendo que con eso  su hija y nieta no volverían a ver al supuesto abusador. No obstante las madres no se explican como el Fiscal no pidió exámenes sicológicos y de credibilidad  para las niñas. Todas las niñas involucradas reciben asistencia sicológica en el centro comunitario Remolino, que brinda asistencia a menores  que han sido, supuestamente, abusadas, las niñas sufren pesadillas, se orinan en la noche y han bajado su rendimiento escolar manifestando actitudes de violencia y rebeldías inusuales. Según lo que relatan sus madres.

Paula Rosales, la madre y hermana de las menores señala que cuando supo de los abusos  casí se volvió loca: “Yo había escuchado que niños y niñas angustiado por la pasta venían donde el caballero para pedirle plata y pernoctar con él, la gente decían que metía a lolitos para tener sexo a cambio de dulces y dinero, pero hasta ese momento sólo lo tomaba como rumores de población”

Una de nuestras fuentes, un adolescente del lugar, a quién llamaremos “Esteban”,  nos relata que vio en varias ocasiones como Arredondo violaba y golpeaba a mujeres angustiada, ya que participaba en fiestas organizadas por el hermano en tercer grado de la congregación Franciscana. Cuando le consultamos por qué no lo denunció, el joven mostró un inmediato rechazo a la pregunta amenazándonos con golpes: “Me daba lo mismo lo que hiciera, yo soy grande y me puedo defender, además me daba plata y con eso yo me quedaba tranquilo, además no ando gritando”, “si gritaba el hermano era capaz de pegarme o incluso matarme”.  Claramente su testimonio no servirá para nadie ya que es un joven pastabasero, pobre y marginal.

El acusado, con quién hemos entablado largas conversaciones por correo electrónico y twitter, se defiende y entrega antecedentes que demostrarían su inocencia, no obstante quedan algunos cabos sueltos que la justicia deberá zanjar, en la siguiente entrevista entregamos antecedentes hasta ahora inéditos de la causa.   

 

Rodolfo Arredondo es Periodista y pertenece a la orden Franciscana, como hermano laico en tercer grado, se desempeñó como subjefe de Crónica de El Mercurio y como Director encargado de Área Patrimonial de la Fundación Obras Franciscanas.  No obstante cuando llegó a vivir a la casa de Chalice, autorizado por el Padre Jorge Solís fue presentado como padre, su atuendo era el de un sacerdote, usaba una cruz gigante de madera en su pecho. Aunque él nos dice que vivió con otras personas en esa casa, nadie de la población, ni siquiera las actuales miembros de la organización “Chalice”, recuerdan haberlo visto con otros hombres compartiendo el lugar, una de nuestras fuentes señala: “No podría decirle cuanto tiempo vivió en la casa pero fue por lo menos por unos seis meses, por muy poco tiempo había una señora que le dejó el Padre Solís para que le cocinara y lo cuidará pero él vivía solo acá”. Las señoras del taller no recuerdan que Arredondo realizará algún trabajo social o espiritual en el lugar. Admiten que existían muchos rumores sobre sus conductas: “Siempre se hablaba que entraban jóvenes y que habían fiestas –hombres- a la casa, pero nunca supimos de abusos”

Arredondo reconoce el haber sido investigado por los hechos pero acusa un infundió e instigación de las menores en su contra: “Fui investigado a raíz de la denuncia que presentó Zarelli Fonseca, directora de la ONG Casona de la Juventud en mi contra en 2009, y no en 2007 como ella afirma. Ella es la principal sospechosa de la autoría del infundio en mi contra y lamento haya usado un argumento tan bajo para legitimar la permanencia de su ONG en el terreno de Bartolomé Vivar Nº 1250, donde nunca conversamos sobre nada en dos años de vecindad”  Arredondo denuncia un supuesto complot de parte de las personas que trabajan en la Casona de los Jóvenes y que atienden a las niñas, supuestamente, abusadas por él. No obstante, aunque existe un conflicto entre la ONG y el Arzobispado por el terreno utilizado por la Casona no existe ninguna relación con los casos de abusos y el conflicto por el terreno. Ya que Arredondo no es el responsable del terreno, quién en ese entonces era el Padre Solís, quién a través de una carta enviada el 31 de Julio del 2007 cede el terreno en donde se ubica la Casona a la ONG, aduciendo que el Arzobispado ya no puede mantener los gastos del lugar y traspasando así las responsabilidades administrativas sobre le lugar a la ONG.  

Arredondo explica la suspensión de uno de los procesos en su contra “En abril de 2010, el Fiscal Gustavo Ahumada Wolff determinó proponer al Fiscal Regional una suspensión condicional de procedimiento, lo que significa que se mantiene mi situación de ciudadano inocente, pero cumpliendo con fijar domicilio, no acercarme a las dos menores que habrían declarado ser “mis víctimas” (y que ni conozco), y una firma mensual en Carabineros (los condenados firman en Gendarmería)” No obstante la madre de una de las niñas, plantea que frente al nerviosismo, el poco apoyo de la abogada y la ignorancia jurídica aceptaron la suspensión entendiendo que eso alejaba al acusado de sus hijas. 

El hombre explica su participación en la orden, pero a través de su declaración nos e entiende como, si no era parte sacerdote, diácono o religioso vivía en un hogar destinada para hombres ligados a la Iglesia.  “No soy ni sacerdote, ni diacono ni religioso, sino un laico, hermano de la Orden Franciscana Seglar (OFS), conocida antes como Tercera Orden de San Francisco. Mientras dure la causa iniciada con la querella que presenté a fines de 2010, pedí a mi Superiora Nacional que me suspendiera temporalmente en la vida fraterna de la OFS”

“No tengo, actualmente, ninguna relación con la Provincia Franciscana de Chile. Insisto, soy laico, como cualquier católico bautizado, y de profesión periodista, titulado en 1992 en la Universidad Católica de Chile”

“Habité junto a otros hermanos y hermanas la vivienda anexa a La Casona de los Jóvenes, entre abril de 2007 y abril de 2009, como parte de una experiencia de vida franciscana. Si bien la casa nos fue ofrecida por el entonces párroco de Santa Cruz de Mayo, presbítero Jorge Solís Papayani, nunca dependimos jerárquicamente de él ni del Arzobispado de Santiago, pues la OFS es de jurisdicción pontificia” No existe ningún documento que acredite que Arredondo vivió con más personas en el lugar y no se entiende su permanencia o labor social realizada para utilizar una casa del Arzobispado.  

“Nunca recibí apoyo alguno del Arzobispado de Santiago frente a las falsas acusaciones de las que soy objeto. Las he enfrentado solo, como ciudadano chileno sujeto de derecho” No obstante esta declaración, el padre Solís declaró a la prensa que le extrañaba que los supuestos casos no se hubiesen dado a conocer a tiempo y que confiaba en la inocencia del hermano cuestionado.  Versión que es desmentida por funcionarios de la Casona que señalaron que si le advirtieron telefónicamente de los rumores que habían sobre Arredondo ya en el año 2007.

A través de un correo electrónico Arredondo nos entrega su versión de los supuestos abusos culpando a otros. “En Villa O’Higgins lamentablemente los abusos sexuales son frecuentes. Si ocurrió en la Casona, dudo que sea Solís, (padre) quien es físicamente muy débil (bajito y tipo flan: cura). No sé en la capilla de atrás, por Ancud, pero se contradiría con su «decepción» por el Tato y el Jolo. Al final teníamos una relación tensa (le dije que nos usó), pero me temo que puede haber algún autor entre quienes tienen acceso cotidiano a La Casona. Es mucha gente. ¿Habrá un registro de entradas y salidas a cursos o programas en la ONG que coincida con hora de los relatos? Lo dudo, pero creo que a la policía no se le ocurrió. Es triste: pueden ser convivientes, tíos. En la lista de testigos hay dos personas de apellido Chandía, que pueden coincidir con la familia o clan de narcos y gays (eso no es delito) que vive en Ancud con Santa Raquel. Ahí mueren los valientes, a dos cuadras de la capilla Jesús de Nazareth”, luego de recibir esta información buscamos a la familia de apellido Chandía en el lugar que no indicó pero son vagabundos y consumidores de pasta base que distan mucho de ser narcos.

Le consultamos por qué motivo la gente de la Casona de la juventud querría atacarlo y esto fue lo que nos contestó:

Patricio: (Patricio Mery, Director de Panorama NEWS)

“Mi ex superior directo en la OFS cometió la ingenuidad de ayudar en asuntos legales a Solís. Lo principal era La Casona. Es uno de los laicos más influyentes de Chile y es el abogado del Provincial de la OFM (superior nacional de los frailes franciscanos, equivalente a un obispo). También dio guía pastoral a una capilla conflictiva en Villa Prat, también de Santa Cruz de Mayo”

“Lo ayudó a negociar con  Zarelli Fonseca, pero el cura no atendía sugerencias, y una vez le dije yo (no mi hermano) que los sermones no eran para hablar de la ONG. Mi hermano se dio cuenta que el cura y el Arzobispado lo estaban usando en una reunión con trabajadores de la Casona en una fuente de soda del 14 de Vicuña. La casona opera con el RUT de la parroquia y el Arzobispado tenía que despedir gente y pagar finiquitos, y prefirió bajarse los pantalones y darles un nuevo plazo”

“Descubrimos anomalías en la Casona con platas de Canadá de Fundación Chalice y creo se enteraron teníamos un proyecto alternativo diseñado por una magíster en Educación experta en educación informal- Sólo era una idea, pero fue creciendo la animosidad”.

No obstante la versión enviada por Arredondo a nuestro medio buscamos las formas de financiamiento de la Casona de los Jóvenes y esta no recibí aportes de la organización canadiense “Chalice” y se mantiene gracias a tres proyectos del Sename.

La organización Chalice es un grupo de ayuda que está en Canadá que apadrina a niños y niñas de la Villa, pero los dineros entregados por la organización son pasados directamente a los padres por los miembros del Arzobispado, que en este caso está coordinada por la Madre Myriam Vallejos.  En esto existe un error en la versión de Arredondo ya que aunque la Casona de los Jóvenes mantiene un conflicto por la propiedad del terreno con el Arzobispado, no tiene ninguna relación con la organización “Chalice” 

Por Patricio Mery Bell

7 Comentarios

  1. estimados /as primera vez que los leo y les felicito, la libertad de expresión tiene que ser realidad y al disponer de espacios como el vuestro, se avanza en este aspecto tan fundamental para democratizar a este país. EL TEMA por el que escribo ( aparte de felicitarles e instarles a perserverar con su proyecto), los nombres de los «Héroes del Pueblo Luchador contra la tiranía» están mal escritos y podrían reforzar esta debilidad. Puras buenas energías y a ganar espacios en este sistema de las comunicaciones sociales que monopoliza el poder ecónómico y político de la derecha neoliberal y post pinochetista.-

  2. Yo trabajé en casona en el 2007 y sí tenían a cargo el proyecto de apadrinamiento el cual les fue retirado el 2009 por que Zarelli hizo mal uso de la plata y se perdían muchas de las cosas enviadas por los padrinos a los niños de la población. Esto no tiene nada que ver con el caso del hermano franciscano, es más doy fé de que los niños siempre comentaban que él era un tipo bastante extraño.
    Aún asi, la administración de casona deberia cambiar y no el proyecto en sí, los hermanos fonseca no son mejores que el franciscano
    Fuerza Villa Ohiggins

  3. MARIANA ALVAREZ MIENTE

    Nadie con dicho nombre ha trabajado en La Casona de los Jovenes.

    Debe ser alguien que participa en la Parroquia y se escuda en datos falsos.

    ¿Donde están las evidencias de mal uso de recursos? . . .

    No existen.

    Asi que Sra. Marina vayase a mentir a otro lado y deje a La Casona trabajar tranquila, ya que solo ud y unos pocos no son capaces de reconcer el trabajo realizado.

    Andres Sepulveda

  4. Las Organizaciones Sociales de La Florida apoyamos el trabajo que ha desarrollado Zarelli y el equipo de La Casona
    y solidarizamos con ellos por todas las agresiones de que han debido se vÍctima por cumplir con su tarea de defender los Derechos Humanos de La Infancia y los espacios comunitarios.

    FUERZA Y APOYO A LA CASONA DE LOS JOVENES

  5. Estimados

    Yo estoy vinculada a la casona desde mi práctica profesional el año 1995, y desde esos años hasta ahora nunca ha existido alguien con ese nombre.
    Por último, es tan delicado hacer denuncias a través de un sitio virtual, y no por eso niego la libertad de hacerlo, pero cuando existe acusaciones tan delicadas, es bueno investigar, nosotros las denuncias que hemos hecho han sido dentro el marco de la legalidad y a fiscalía le corresponde investigar.

    Por último, ninguna de las acusaciones realizada en contra de mi, no es comparable a un abuso sexual y en eso se nota que no trabajaste en casona, porque cualquier persona que trabaja en la red sename lo sabe.

    Atte.

    Atte.

    Zarelli Fonseca C.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*