LOS BENEFICIOS DE RENACIONALIZAR EL COBRE

Publicidad

El cobre es un elemento imprescindible para el desarrollo de todos los países del mundo, y el 50% de las reservas mundiales del metal rojo se encuentran en Chile. El problema es que sólo un 1/3 del mineral es extraído por las empresas del Estado dejando las ganancias en el país (CODELCO, ENAMI), las otras 2/3 partes son extraídas por empresas extranjeras, y estas evaden la mayor parte de los impuestos por medio de mecanismos legales que la «clase política» les ha facilitado.

Si todo el cobre fuese extraído por empresas estatales, sobraría el dinero para tener:

    1. Universidades Estatales Gratuitas,

    2. Disminución de los impuestos a las personas,

    3. Transporte público mucho más económico,

    4. Jubilaciones desde mil dolares mensuales,

    5. Excelentes viviendas a muy bajo costo,

    6. Mas hospitales y mayor cobertura médica,

    7. Mejor calidad de vida para todos los chilenos.

Algunos políticos de la «Concertación» se han mostrado abiertos a la renacionalización del cobre, pero la «Derecha Pinochetista» siempre ha luchado por regalar las riquezas naturales de nuestro país a las transnacionales extranjeras. 

Necesitamos renacionalizar el cobre, y expulsar a las transnacionales extranjeras, debemos hacerlo lo antes posible, porque dentro de unos 30 o 40 años más el cobre comenzará a escasear, y no podemos quedarnos de brazos cruzados observando como los políticos de la «Derecha» y de la «Concertación», permiten que las multinacionales extranjeras se lleven cientos de miles de millones de dólares, sin hacer nada por impedirlo, mientras en Chile hay niños que pasan hambre, personas que no tienen dinero para una operación médica, o personas que jubilan con $80.000 siendo que podrían jubilar con $500.000 mensuales si el cobre fuese chileno.

Una buena reforma tributaria 

Adicionalmente, se puede hacer una reforma tributaria para disminuir los impuestos a las personas, y elevar los impuestos a los multimillonarios y a las grandes empresas, con estas medidas podríamos lograr un Estado extraordinariamente rico, y esto permitiría que todo chileno disfrutase a muy bajo costo de una excelente educación, salud, jubilación, viviendas, y otros aspectos relacionados con la calidad de vida.

Estas ideas no deben ser encasilladas dentro de los conceptos comunismo o neoliberalismo, ya que son simples matemáticas, son conclusiones obvias, pero al mismo tiempo inalcanzables en la actualidad debido a los múltiples conflictos de interés de la «clase política» gobernante.

Sigamos adelante, cambiemos la mentalidad del pueblo, ayudemos a despertar a los jóvenes y a los adultos, para que de una vez por todas hagamos de Chile, un país mas fraternal, mas solidario y mas justo.

Por Erick Gutiérrez

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*