Los edificios consumen más del 40% de la energía a nivel mundial

Publicidad

Por Joyce Droguett  www.contacto21.cl

Arboleda  [email protected]

El año 2025 este tipo de construcciones serían los mayores emisores de gases de efecto invernadero en el planeta si no se toman medidas al respecto.

Santiago, septiembre de 2011.- — El calentamiento global es uno de los problemas a nivel mundial que ha marcado la pauta durante los últimos años. No cabe duda que la preocupación por el medioambiente y la importancia de las energías renovables ha tomado cada vez más fuerza, sin embargo aún hay mucho por hacer en esta materia.

El aumento de la población, el crecimiento sostenido de la demanda desde distintos sectores en expansión y la utilización de nuevas tecnologías, han hecho que el consumo eléctrico aumente a niveles nunca antes vistos y los edificios llevan la delantera.

Según un estudio realizado por Schneider Electric -empresa que actualmente maneja el 72% del mercado mundial- los edificios consumen el 42% de la electricidad de todo el globo, cifra que es imprescindible disminuir si queremos evitar las consecuencias del cambio climático.Un edificio puede durar entre 50 a 100 años e incluso más en algunas ocasiones, lo que hace que sea bastante conveniente incorporar una tecnología energética eficiente desde el comienzo.

Según explica Juan Aguedo, director Director Comercial de Buildings de Schneider Electric, se puede lograr hasta un 30% de ahorro energético utilizando las soluciones y tecnologías disponibles.“Está demostrado que la buena voluntad de las personas sólo funciona inicialmente, tras algunas semanas los ahorros se pierden.

Sólo obtenemos ahorros energéticos sostenibles si implementamos soluciones automatizadas que ayuden a medir, analizar, controlar y gestionar el uso energético”, explica el Aguedo.El 50% de las emisiones de CO2 de los edificios proceden del consumo eléctricoLa Eficiencia Energética es el modo más rápido, económico y limpio de reducir nuestro consumo energético y reducir así las emisiones de gases de efecto invernadero para cumplir los objetivos de Kyoto, una demanda creciente de los diferentes actores del mercado.Con el Protocolo de Kyoto, los países industrializados han acordado reducir sus emisiones colectivas de gases de efecto invernadero en un 5,2% para el año 2012, en función del nivel de emisiones de 1990.Según explica Juan Aguedo, actualmente la electricidad es el factor que más contribuye a la emisión de estos gases.

Hasta el 50% de las emisiones de CO2 atribuibles a los edificios residenciales y comerciales proceden del consumo eléctrico.Además, con la proliferación de electrodomésticos, computadoras y sistemas de entretenimiento y el aumento del uso de otros equipos como los sistemas de aire acondicionado y ventilación, el consumo de electricidad está creciendo de un modo desproporcionado con respecto al uso de otras energías. Y esta tendencia continúa aumentando, a menos que hagamos algo al respecto.

Recomendaciones para mejorar el ahorro y fomentar la eficiencia energética en los edificios, el experto de Schneider-Electric recomienda:-

Eficiencia intrínseca de la instalación (aislamiento, ampolletas de bajo consumo, factor de potencia). –

Optimizar de forma proactiva el uso de la energía (temperatura constante del edificio, apagar instalaciones si no se utilizan). –

Ajustar y mejorar de forma proactiva la evolución de la instalación (antigüedad, uso diferente, ampliación de un edificio).

Guía de soluciones para edificios pequeños y residenciales:·

Control de la iluminación: atenuadores, temporizadores, detectores de movimiento y presencia, interruptores específicos, interruptores sensibles a la luz.·

Control de la temperatura: termostato, control de calefacción en suelos.·         Control de persianas.Guía de soluciones para edificios medianos y grandes:·

Control de la iluminación: control de la temperatura.·

Control de persianas: soluciones electrónicas modulares e independientes y sistemas integrados por red.·

Climatización, ventilación: variadores de velocidad.·

Gestión de la energía: corrección del factor de potencia, medición, supervisión de potencia y control.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*