Cerraron MegaUpload!!!

Publicidad

Jose Antonio Zorrilla (@joniuz)

Fue un grito de pasillo que escuche en mi oficina, rápidamente entre a twitter y vi que ya era trend topic, como siempre los malos del FBI (solo rescato a dos: Fox Mulder y Scully) habían dado un zarpazo y tenían a todos los creadores presos por cargos de conspiración, violación a la propiedad intelectual y lavado de dinero.

Después con el pasar de las horas hasta salió en los noticieros de la noche y muchas abuelitas vieron el logo de MegaUpload por televisión sin entender mucho de que se trataba esa cosa de la «internerd».

Pero ¿qué era MegaUpload?, en palabras simples, es un gran disco duro que te permitía subir tus archivos para compartirlos con otros usuarios de la gran red mundial, en realidad esa es la función principal, que se usaba para distribuir contenido con derechos de autor es otro cuento.

¿Por qué nuestros amigos del FBI se enojaron con ellos? obviamente aquí hay empresas e instituciones que exigieron la protección de sus derechos intelectuales y el FBI simplemente es un instrumento que entra a poner en orden algunas violaciones a las leyes de propiedad intelectual.

¿Pero por qué MegaUpload era ilegal? en verdad no era ilegal por si mismo, pero el uso que le daban sus usuarios era lo ilegal. En el sitio podías encontrar archivos comprimidos de libros, música, películas y todo lo que pudieras imaginar en formato digital y que no era precisamente de quienes lo subían a la red.

¿Donde ganaba dinero MegaUpload? Ellos ganaban dinero vendiendo cuentas, que te permitían acceder y bajar de forma mas rápida estos contenidos a tu computador para uso propio.

¿Y esto que tiene de malo si los archivos están en internet? Es aquí donde muchas personas no entienden esto de la propiedad intelectual, veamos un ejemplo. tu banda de rock favorita acaba de componer 10 temas, pero estos temas deben ser grabados en una calidad decente para que tu puedas escucharlos. Entonces contratan un estudio de grabación y durante algunas semanas o meses se encierran ahí hasta que salen con el nuevo disco listo. ¿Quién pagó el costoso estudio de grabación, la comida, los traslados, los instrumentos usados, los ingenieros a cargo de la grabación y a la persona que hace el aseo? Algunas veces lo pagan ellos y otras un Productor o el sello discográfico que se encargará de hacer los CDs o DVDs, distribuirlos y venderlos, es decir, hay gente que esta invirtiendo en ellos y espera en algún momento recuperar su inversión y obviamente tener ganancias. Finalmente el CD sale a la venta y el sello discográfico comienza a recibir dinero por lo vendido y va repartiendo la torta de acuerdo a un contrato previamente firmado. Son precisamente estos sellos o empresas discográficas las que se preocupan por los derechos de autor, ya que una forma de proteger que esa información, música, o idea para que no sea utilizada comercialmente por otros es inscribirlo en los registros de propiedad intelectual.

¿Y que pasa después?, bueno alguien compra el disco, lo convierte en MP3, lo comprime y lo comparte amablemente en MegaUpload para todos sus amigos en el mundo lo bajen de sus servidores, nadie vuelve a comprarlo en las tiendas, los señores de las discográficas dejan de vender y se enojan muchísimo, y tu banda de rock favorita no recibe su cheque por ventas y no tienen como pagar sus nuevos instrumentos musicales, cuentas básicas, auto, colegio de los niños y un largo etcétera.

Es ahí donde se produce el problema, músicos, productores y empresarios discográficos dejan de lucrar con la música. Bueno, lleva este mismo ejemplo a los libros y películas. Si lo miras de este modo, entonces veras que MegaUpload esta matando el arte. ¿Pero quien realmente lo mata? A mi parecer, la cadena entre el músico y su cliente final es demasiado larga y tiene muchos eslabones cada uno de los cuales saca su tajada de torta encareciendo el producto final.

¿Y se puede hacer algo al respecto? Creo y tengo la esperanza de que si se puede, en este país la cultura es carísima, comprar un libro original, comprar un CD o DVD original es algo impensado, es por eso que los artículos de cuneta, el Persa Bío Bío, o el amigo que viene con el bolso lleno de DVDs con los últimos éxitos de taquilla tienen tanto éxito en nuestra sociedad. Pero ¿qué pasaría si hacemos que los precios bajen? ¿si sacamos de la cadena productiva a todos esos empresarios que no aportan y que no le dan valor al producto encareciendo las obras artísticas? Permitan me soñar un poco… veo un sitio web donde los artistas suban sus obras, sean libros, música en formato mp3, películas y vídeos, en este sitio tu puedes descargar una muestra y si te gusta pagar un precio bastante razonable (tan barato como un DVD de cuneta) por descargar el contenido completo, donde una parte mínima se destinará a mantener el sitio y la mayor parte sera destinada al artista. Ya no tendrán que esperar el cheque salvador de la SCD (Sociedad Chilena del Derecho de Autor), recibirán el cheque de este sitio de forma casi directa de sus propios fans o «clientes».

¿Y por qué nadie hace este maravilloso sitio web? bueno, estos «empresarios» del arte desean mantener todo como esta y seguir ganando dinero con esta maquinita que funciona bien, cualquier intento de destruir «la música» sera perseguido con toda la fuerza de la ley, es por eso que sitios como Cuevana, MegaUpload, Taringa serán perseguidos hasta hacerlos desaparecer junto con desmotivar cualquier intento de emprendimiento dentro de la misma línea de negocios.

¿Y que podemos hacer? Lo primero que debemos entender es que cualquier obra artística tiene un costo, y si deseas consumir esa obra debes pagar, pero pagar un precio razonable y ojalá al mismo artista y no al tipo que quemó el cd de mp3 y que lo esta vendiendo en la cuneta o al empresario que hace lo mismo pero avalado por la ley. Los artistas deben crear sus sitios web, ya esta la tecnología que permite pagar por internet o pagar por el celular, ellos mismos pueden encargarse de su propia distribución de su música. ¿Te gusta escuchar a tus artistas favoritos en tu celular? ¿te gusta ver tus películas favoritas en tu home theater? bueno, entonces paga, pero paga un precio justo!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*