Director de la PDI ignoró dos denuncias distintas sobre narcotráfico en la institución

Publicidad

Por Matías Rojas

Este domingo, el defensor público Cristian Mardones confirmó que la PDI recibió hace meses la orden de indagar a los diez detectives de Pudahuel, involucrados en una red de protección a narcotraficantes.

En entrevista con El Mercurio, el abogado Mardones sostuvo que la orden de indagar los procedimientos irregulares de la Bicrim de Pudahuel, que incluyen allanamientos ilegales y apremios ilegítimos, fue despachada por el Ministerio Público el 18 de abril de este año.

Las declaraciones del abogado se contradicen con las palabras del director general de Investigaciones, Marcos Vásquez, quien aseguró a la prensa que “esto se podría haber parado mucho antes si nosotros hubiéramos hecho la investigación».

A este ambiente de corrupción se suman las denuncias del ex inspector Fernando Ulloa, quien sostiene que informó oportunamente a Vásquez sobre el ingreso mensual de 300 kilos de cocaína a través del paso de Colina, carga que era escoltada por funcionarios activos de la policía civil.

Recordemos que en 2011, Ulloa visitó La Moneda para denunciar esta situación al ministro Hinzpeter, el cual se quedó con la carpeta investigativa del caso y solicitó al ex funcionario que no diera a conocer su denuncia a los medios de comunicación.

Según Ulloa, la red de corrupción que investigó involucra a funcionarios del Departamento V de la PDI y no tiene relación alguna con la detención de los diez detectives de la Bicrim de Pudahuel. También habrían participado en el encubrimiento el ex fiscal Peña y el actual Fiscal Nacional, Sabas Chahuán.

Correos electrónicos

Este medio tuvo acceso exclusivo a uno de los correos electrónicos que Ulloa envió al director general de Investigaciones, Marcos Vásquez, a inicios de este año.

A continuación reproducimos algunos pasajes del correo en cuestión:

Usted nunca me concedió una audiencia, pese a los reiterados conductos regulares que envié (…) no acogió las denuncias que realicé por tráfico ilícito de drogas dentro de la Bicrim Maipú, pese a tener una investigación con el ingreso de más de 125 kilos de clorhidrato de cocaína a Santiago…

…realicé la denuncia correspondiente a la Fiscalía Local de Maipú… existen dos funcionarios del Depto. V involucrados, Bicrim Providencia, etc., todos individualizados en investigación.

«…jefe de unidad y subjefe me impiden realizar diligencia, ya que habían PDI involucrados y Carabineros de la Tenencia San Jerónimo, me obligan bajo amenaza a mi familia para desvirtuar los hechos al fiscal…

…existía un financista, personas que transportaban droga, soldados, armas, algunos funcionarios de la PDI, Carabineros, distribuidores, organización jerarquizada…

…podríamos estar ante una ASOCIACIÓN ILÍCITA PARA EL NARCOTRÁFICO, delito que denuncié y ni la autoridad máxima de la PDI, como tampoco sus asesores, subdirector, Repome, jefe de Prefectura, y jefe de unidad, me atendió (sic).”

Una copia del correo dirigido a Vásquez fue posteriormente enviada al diputado Matías Walker (DC), con fecha 11 de julio de 2012. En el mensaje, el ex inspector Fernando Ulloa acompaña el texto con lo siguiente:

Lo que busco con esto es dar a conocer, señor Diputado, que en la PDI sí hay corrupción, sí se ocultan cosas (…) mi anhelo es volver a ser el policía que era (…) soy nombrado por decreto supremo, pero basta que un jefe corrupto me sancione de propia iniciativa, sin sumario administrativo, sin derecho a defensa y estando siempre en Lista Uno, para que acaben con mi carrera y se mantenga la delincuencia dentro de nuestra policía”.

17 Comentarios

  1. Hay que hacer una cirugia mayor, con los asesores del Sr. director, la viuda negra, el depre, los acosadores, ya no resiste analisis, seria muy tremendo para el pais que continuaran en sus cargos.

  2. Señor Director

    Piense en la gran mayoria de los funcionarios de la PDI, honestos y orgullosos de su carrera, de un paso al lado y deje que personal honesto idoneo y sin compromiso con nadie administre el futuro de la PDI.

    AH!me enteré que aún mantiene en silencio la falsificación que hicieron en la Subdirección del oficio emitido en la Jefatura nacional de delitos contra la Familia, para tramitar unos antecedentes en la contraloría, ya se fue el que fue jefe Prefecto Alarcon cabezas, ahora esta esperando nombrar al nuevo alto mando para pedirle al Subdirectror baeza maturana que también se vaya, y así no aparezcan como vinculados en la falsificación, supe que hay otros antecedentes…algún día sa sabrá más….

    Vayase ahora que aún es tiempo..las cosas viene peores….

  3. ESTE GOBIERNO NO HA SIDO CAPAZ DE TERMINAR CON LA DELINCUENCIA AL INTERIOR DE CARABINEROS Y DE LA PDI, POR LO TANTO MENOS EN LAS POBLACIONES DEL PAIS. ¿QUÉ PASÓ CON LA PROMESA DE LA CAMPAÑA DEL PRESIDENTE PIÑERA ¡VAMOS A TERMINAR CON LA DELINCUENCIA!?

  4. Escribio, MILTON COLOMBO ASTROZA
    Correo [email protected]
    Milton Colombo Astroza en octubre 14, 2012 a las 5:10 am dijo:
    Mi padre y mi familia hemos sido victimas del encubrimiento por parte de la PDI. Y del poder judicial chileno, en la casi idéntica situación ocurrida al prefecto Bustos Marchant de Valparaíso.
    Conocí por medio de un amigo parte de este caso. él era hijastro de Mario Tashima, quien por esos años estuvo a cargo de aquella unidad en Valparaíso. Este amigo me contaba que Tashima se encontraba en aquella unidad cuando un amigo y compañero se suicido en su presencia…. Tashima en los ochenta llegó a ser director administrativo de Investigaciones. Este como otros “policías” importantes “que sabían mucho” heredaron puestos en la dirección de esta PDI, policía política y de inteligencia. Y así se van heredando las jefaturas para cumplir con este rito de lealtad… una y otra vez.. Basta ver que una y otra vez se van conociendo parte de hechos de corrupción en donde aparecen implicados policías de la PDI.
    Mi amigo me confidenciaba este suceso a raíz de que mi padre también había sido comisario de esta institución Mi padre trabajo en la Brigada Móvil hasta el 18 de Julio de 1970, día en el aparece SUICIDADO. Mi amigo me decía “Mario… Tashima, una vez que jubile de la PDI les contara toda la verdad”
    Mi madre y la familia nunca creyeron en la versión oficial, entregada por la institución. Es así que con el paso de los años y con innumerables nuevos antecedentes, entre ellos, confesiones de parte de ex funcionarios de Investigaciones, llegamos al convencimiento que a mi padre lo habían asesinado y la propia institución había conspirado para el encubrimiento, por encontrarse gente importante involucrada en el suceso.
    Con todos los antecedentes y después de un estudio acabado, presente DENUNCIA ante la Dirección de Investigaciones y más precisamente al director de la época Nelson Mery, quien ordeno que el Dpto. Quinto investigada en sumario interno. Después de todas las diligenciase determina dar por terminado el sumario, no pudiéndose llegar a alguna verdad distinta a la versión oficial, echando por tierra todos los nuevos antecedentes que desmentían aquella versión.
    Lo impactante de toda esta historia, es que ente nuevo sumario pudimos ver que en el sumario de 1970 (muerte de mi padre), expediente que se encontraba guardado bajo siete llaves, existían dos fojas, destinadas a las fotografías del sitio de suceso, sin cuatro fotografías, las cuales se sustrajeron por funcionarios policiales-
    El primer policía en llegar al sitio de suceso fue Nelson Lillo Merodeo, quien al examinar las dependencias se encontró con el baño del inmueble donde ocurre la muerte se encontraba con abundantes manchas de sangre, Distinguiendo apoyo de manos ensangrentadas sangre arterial en espejo y muros y también abundante sangre en el suelo. Obviamente, esta declaración hecha por Lillo en el departamento Quinto tenía estrecha relación con la sustracción realizada en Investigaciones por, sin duda, el entonces Director Nelson Mery Figueroa en su afán de ser seguir encubriendo el homicidio.
    EL OTRO TESTIGO CLAVE ERA Y ES ANTONIO FREIRE; profesor de estado, periodista, escritor, agregado cultural de Chile en Perú. Freire había estado y compartido una cena minutos antes….. con mi padre. Pero, tengo la sospecha que más bien estuvo en el lugar en donde mi padre fue asesinado.
    Con el paso del tiempo pude conversar con Freire y escuchar este relato “estuve hasta ultimo momento con Emilio”.
    Con la reapertura del caso y querellas presentadas ante la justicia de mi país, Chile, pedimos como una de las diligencias judicial la comparecencia del testigo. De tal mera que se le cita y toma declaración, manifestando Freire: “ no es efectivo que yo haya estado esa noche con Emilio Colombo, mi compadre. Milton, su hijo nunca me pidió “autorización para esto” …………

    Este caso por ser indudablemente un atentado contra los derechos humanos me hizo presentar reapertura de sumario y también querellas que obviamente no progresarían ya que quienes nuevamente investigarían sería esta misma institución. No conseguí nada con el poder judicial de mi país, pese a que se develaba una conspiración por parte de la PDI-
    El año 2003 escribí y publique el libro “MIs Investigaciones contra la mafia” que se vende en Chile y EEUU. Este da cuenta de toda esta investigación y del accionar corrupto de parte de miembros de esta institución.
    En Enero de 2010, presento demanda en la Corte Interamericana de DDHH de la OEA, contra el estado de Chile por denegación de justicia y violación de derechos humanos perpetrados por instituciones chilenas a mi familia-
    En la PDI se esconden muchas historias de corrupción policíaca que solo conocen y detallan los sumarios internos-
    Otro de los testigos clave era y es Antonio Freire, profesor de estado, periodista, director de televisión, agregado cultural de Chile en Perú y dueño de instituto de formación profesional. El me relato que el día del homicidio de mi padre, habían estado juntos a minutos de la muerte y que la institución y la Brigada de Homicidios nunca se habrían enterado de esto, con lo cual, inventaron y pusieron testigos que declaraban bajo juramento falsedades, llevando a cabo una conspiración para ocultar el homicidio. Con todo lo averiguado con Freire lo hice citar al tribunal para que dijese bajo juramento este nuevo e importante antecedente. Pero, lo que no esperaba era qye este señor desconociera y negara esta “confesión”.
    El día viernes 19 de Octubre 2012, me encuentro, de casualidad con él, aprovechando de encararle su mal accionar y haciéndole ver que él había ayudado a ocultar y encubrir el crimen de mi padre. Después de una áspera conversación, me dijo que yo no le había pedido autorización para que lo citaran a declarar. Me ofusque y le reproche su accionar, diciéndole “retirate sin vergüenza de mierda”.
    Finalmente, debo agregar que los dos cados de drogas, enc ubrimientos y protección a narcos no es cosa nueva, es diriamos la forma de actuar de algunos funcionarios, o quizas son operaciones de inteligencia para despues comercializar estas drogas???….. Dada tdoa mi historia antes relatada, también a pricipios de este año di cuenta al presidente Piñera que se debía designar un interventor para revisar y reestructurar a la PDI, pero como han dicho en estos reportajes nadie dice nada, todo parecise encubrirse. ¡ Será este gobierno complice?
    Escribió Milton Colombo Astroza
    correo. mcolomboaQhotmail.com

  5. Es urgente, desde hace varios años, destituir a todos los pdi delincuentes que falsifican instrumentos públicos, torturan, no denuncian, vejan injustamente a las personas, injurian, detienen ilegalmente a las personas, estafan, se apropian indebidamente de dineros que no les corresponde,etc. Esto de del caso drogas es solo un pequeñisimo ejemplo de los delitos que cometen muchos de estos sujetos pdi, incluyendo a la mayoría del alto mando, o mejor dicho «bajo».

  6. funcionarios involucrados en red de corrupcion activos son:

    ministro del interior Rodrigo Hinzzpeter, oculto informacion para la investigacion sobre ley 20.000.

    director general marcos vaszques, ignoro denuncias de funcionario pdi activo sobre infley 20.000 es dado de baja por quebrar un cuadro con su imagen.

    subdirector Baeza Maturana, ignoro denuncias de funcionario pdi activo sobre ley 20.000.

    Jefe de la Region policial metropolitana Luis Beas Martinez (r) ignoro denuncias de funcionario pdi activo, al igual que su ayudante de grado subinspector.

    Jefe del departamento v asuntos internos luis carreño lohn el cual saca por todos los medios al funcionario para proteger a un narcotraficante el cual le regala ……. para que disfrute en su domicilio en las viscachas. este en el actualidad es jefe de la xv zona policial de arica y parinacota, coincidentemente de alli venia la droga y esta con el grado de prefecto inpector ademas de estar en el alto mando.

    subcomisario Vergara y subcomisario Martinez quienes estaban en el departamento v asuntos internos y colaboran con la proteccion a narcotraficante lo cual queda registrado en la oficina del fiscal bono cuore de la fiscalia local de puente alto.

    Jefe de la zona occidente prefecto Rivera el cual ignora denuncia mientras es prefecto y esta acentada esta prefectura dentro de la bicrim maipu donde estaba funcionario pdi que denuncia actualmente esta activo es conocido como «cachaña», siempre estuvo escondido trabajando como instructor de la escuela de investigaciones.

    jefe de la bicrim maipu (r) subprefecto juan sepulveda el cual niega realizar diligencia policial para encubrir trafico, no obtante este sujeto contaba con mas de 15 años en esa misma unidad sin ser destinado, causando dudas entre los funcionarios ya que este negaba realizar diligencias de droga en la comuna solo le interesaba incautar cd en ferias libre y dejar a traficantes tranquilos teniendo su domicilio en la poblacion san luis de maipu la cual cuenta con el indice mas alto de trafico en la comuna???.

    subprefecto alfonso sabando gomez el cual actualmente es jefe de la bicrim peñaflor el cual niega realizar diligencia apoyando y encubriendo a narcotraficantes.

    Presidente Sebastian Piñera da todo su apoyo a director general de la pdi y no transara con el narcotrafico????????????

  7. a lo anterior tambien estan como encubridores:

    subcomisario Muñoz, de juridica a pesar que es oficial de linea se entrego en persona esta informacion la cul ignoro y desestimo aludiendo que son solo chascarros, claro este sujeto le debe bastante a la pdi ya que antiguamente se les pagaba la carrera con dineros del estado.

  8. Y la pajarito?, y tantos más, la lista es interminable… y como andan en la Brico… eh jejeje…. y como andan en Renca, y tantos otros interminables lugares..!
    Oh, olvidaba algo muy, muy importante ¿Y mis derechos delincuentes cochinos?

  9. POR ESO SR HINZPETER CUANDO DENUNCIE ABUSO DE PODER Y MALTRATO PSICOLOGICO UD HACIA QUE LA MISMA PDI ME CONTESTARA???
    QUE AUN PAGANDO ABOGADO Y CON RECURSO DE PROTECCION LA PDI HACE LO QUE QUIERE PORQUE CREEN QUE SON INTOCABLE????
    ME DESTRUYERON MI CARRERA y MI AUTOESTIMA!!!
    BASTA DE ABUSOS!!!!

  10. Milton Colombo Astroza dice:
    25 octubre, 2012 a las 17:43
    Escribio, MILTON COLOMBO ASTROZA
    Correo [email protected]
    Milton Colombo Astroza en octubre 14, 2012 a las 5:10 am dijo:
    Mi padre y mi familia hemos sido victimas del encubrimiento por parte de la PDI. Y del poder judicial chileno, en la casi idéntica situación ocurrida al prefecto Bustos Marchant de Valparaíso.
    Conocí por medio de un amigo parte de este caso. él era hijastro de Mario Tashima, quien por esos años estuvo a cargo de aquella unidad en Valparaíso. Este amigo me contaba que Tashima se encontraba en aquella unidad cuando un amigo y compañero se suicido en su presencia…. Tashima en los ochenta llegó a ser director administrativo de Investigaciones. Este como otros “policías” importantes “que sabían mucho” heredaron puestos en la dirección de esta PDI, policía política y de inteligencia. Y así se van heredando las jefaturas para cumplir con este rito de lealtad… una y otra vez.. Basta ver que una y otra vez se van conociendo parte de hechos de corrupción en donde aparecen implicados policías de la PDI.
    Mi amigo me confidenciaba este suceso a raíz de que mi padre también había sido comisario de esta institución Mi padre trabajo en la Brigada Móvil hasta el 18 de Julio de 1970, día en el aparece SUICIDADO. Mi amigo me decía “Mario… Tashima, una vez que jubile de la PDI les contara toda la verdad”
    Mi madre y la familia nunca creyeron en la versión oficial, entregada por la institución. Es así que con el paso de los años y con innumerables nuevos antecedentes, entre ellos, confesiones de parte de ex funcionarios de Investigaciones, llegamos al convencimiento que a mi padre lo habían asesinado y la propia institución había conspirado para el encubrimiento, por encontrarse gente importante involucrada en el suceso.
    Con todos los antecedentes y después de un estudio acabado, presente DENUNCIA ante la Dirección de Investigaciones y más precisamente al director de la época Nelson Mery, quien ordeno que el Dpto. Quinto investigada en sumario interno. Después de todas las diligenciase determina dar por terminado el sumario, no pudiéndose llegar a alguna verdad distinta a la versión oficial, echando por tierra todos los nuevos antecedentes que desmentían aquella versión.
    Lo impactante de toda esta historia, es que ente nuevo sumario pudimos ver que en el sumario de 1970 (muerte de mi padre), expediente que se encontraba guardado bajo siete llaves, existían dos fojas, destinadas a las fotografías del sitio de suceso, sin cuatro fotografías, las cuales se sustrajeron por funcionarios policiales-
    El primer policía en llegar al sitio de suceso fue Nelson Lillo Merodeo, quien al examinar las dependencias se encontró con el baño del inmueble donde ocurre la muerte se encontraba con abundantes manchas de sangre, Distinguiendo apoyo de manos ensangrentadas sangre arterial en espejo y muros y también abundante sangre en el suelo. Obviamente, esta declaración hecha por Lillo en el departamento Quinto tenía estrecha relación con la sustracción realizada en Investigaciones por, sin duda, el entonces Director Nelson Mery Figueroa en su afán de ser seguir encubriendo el homicidio.
    EL OTRO TESTIGO CLAVE ERA Y ES ANTONIO FREIRE; profesor de estado, periodista, escritor, agregado cultural de Chile en Perú. Freire había estado y compartido una cena minutos antes….. con mi padre. Pero, tengo la sospecha que más bien estuvo en el lugar en donde mi padre fue asesinado.
    Con el paso del tiempo pude conversar con Freire y escuchar este relato “estuve hasta ultimo momento con Emilio”.
    Con la reapertura del caso y querellas presentadas ante la justicia de mi país, Chile, pedimos como una de las diligencias judicial la comparecencia del testigo. De tal mera que se le cita y toma declaración, manifestando Freire: “ no es efectivo que yo haya estado esa noche con Emilio Colombo, mi compadre. Milton, su hijo nunca me pidió “autorización para esto” …………

    Este caso por ser indudablemente un atentado contra los derechos humanos me hizo presentar reapertura de sumario y también querellas que obviamente no progresarían ya que quienes nuevamente investigarían sería esta misma institución. No conseguí nada con el poder judicial de mi país, pese a que se develaba una conspiración por parte de la PDI-
    El año 2003 escribí y publique el libro “MIs Investigaciones contra la mafia” que se vende en Chile y EEUU. Este da cuenta de toda esta investigación y del accionar corrupto de parte de miembros de esta institución.
    En Enero de 2010, presento demanda en la Corte Interamericana de DDHH de la OEA, contra el estado de Chile por denegación de justicia y violación de derechos humanos perpetrados por instituciones chilenas a mi familia-
    En la PDI se esconden muchas historias de corrupción policíaca que solo conocen y detallan los sumarios internos-
    Otro de los testigos clave era y es Antonio Freire, profesor de estado, periodista, director de televisión, agregado cultural de Chile en Perú y dueño de instituto de formación profesional. El me relato que el día del homicidio de mi padre, habían estado juntos a minutos de la muerte y que la institución y la Brigada de Homicidios nunca se habrían enterado de esto, con lo cual, inventaron y pusieron testigos que declaraban bajo juramento falsedades, llevando a cabo una conspiración para ocultar el homicidio. Con todo lo averiguado con Freire lo hice citar al tribunal para que dijese bajo juramento este nuevo e importante antecedente. Pero, lo que no esperaba era qye este señor desconociera y negara esta “confesión”.
    El día viernes 19 de Octubre 2012, me encuentro, de casualidad con él, aprovechando de encararle su mal accionar y haciéndole ver que él había ayudado a ocultar y encubrir el crimen de mi padre. Después de una áspera conversación, me dijo que yo no le había pedido autorización para que lo citaran a declarar. Me ofusque y le reproche su accionar, diciéndole “retirate sin vergüenza de mierda”.
    Finalmente, debo agregar que los dos cados de drogas, enc ubrimientos y protección a narcos no es cosa nueva, es diriamos la forma de actuar de algunos funcionarios, o quizas son operaciones de inteligencia para despues comercializar estas drogas???….. Dada tdoa mi historia antes relatada, también a pricipios de este año di cuenta al presidente Piñera que se debía designar un interventor para revisar y reestructurar a la PDI, pero como han dicho en estos reportajes nadie dice nada, todo parecise encubrirse. ¡ Será este gobierno complice?
    Escribió Milton Colombo Astroza
    correo. mcolomboaQhotmail.com

    Pedi audiencia con el actual Director y nada. La PDI sigue actuando oscuramente, cubriendo sus actos corruptos.

  11. COVEMA, enlodaba a Investigaciones.

    El conductor policial del Servicio de Investigaciones, Celso Quinteros Martínez, fue quien desde Buenos Aires, Argentina, en declaración jurada confiesa y entrega información que vincula a la institución en el secuestro, torturas y apremios ilegítimos a los estudiantes de periodismo Cecilia Alzamora, con resultado de muerte para José Eduardo Jara. El director de Investigaciones, 1980, Ernesto Baeza, dio la orden de conformar un comando con los mejores policías de la institución para investigar el asesinato del coronel Roger Vergara. Para tales efectos reclutó al comisario de la Brigada de Homicidios, José Opazo. Esa noche, José Opazo armó su equipo. Allí estaban Vidal, Silva, González, Brusset, Maturana, Salazar, Valenzuela, Rojo, Céspedes, Castro, González. Cuando Opazo volvió al cuartel central, el director de la policía civil, el general ® Ernesto Baeza, lo llamó a su despacho para comunicarle que también se sumaría al trabajo un equipo de la Brigada Investigadora de Asaltos, “la BIA”, al mando de Nelson Lillo Merodio, tan talquino como Opazo. Entre los convocados figuraban también: Rodríguez, Moscoso, Ramírez, Vega, Navarro, Díaz, Figueroa, Riveros…, casi todos con experiencias obtenidas al investigar los asaltos bancarios perpetrados por el MIR. El viernes 1° de agosto una mano anónima depositó en el correo una carta que llegaría cuatro días después al vespertino “La Segunda”: «Señores, ante la incapacidad de las fuerzas de seguridad y de policía, con esta fecha hemos formado el Comando de Vengadores de Mártires (COVEMA). Asumimos las responsabilidades que ustedes y la sociedad han eludido. Dios y Patria», decía la nota. Estaba escrita en un papel pequeño, con la tipografía de una máquina ubicada posteriormente en los subterráneos del cuartel central de General Mackenna. Tiempo después, señala en su declaración, Celso Quinteros: “Julio Rada (subdirector de Investigaciones), junto al abogado Marcelo Cibie, me instruyen como debía de dar mi declaración ente el tribunal, que se encontraba investigando los secuestros y la muerte del señor Jara. A la reunión con el señor Rada, que debía acudir, me la notifico el señor Nelson Lillo, fue la única vez que Lillo me trato con respeto”. José Opazo fue procesado y condenado junto al señor Rodríguez. Nelson Lillo fue trasladado a la Comisaría de La Florida. El subdirector Julio Rada había venido trabajando con Nelson Lillo (hombre de confianza de Rada) desde la Brigada Móvil, Asuntos Especiales, desde Mayo de 1968 y hasta el año 1982, tiempo en que Lillo es dado de baja por el nuevo Director de Investigaciones, General ® Fernando Paredes, debido a los malos y fallidos resultados en la investigación del denominado caso “Sicópatas de Viña”. Crímenes ocurridos entre 1980 y 1981 en Viña del Mar. En los numerosos procesos por violaciones a los derechos humanos, aparecen también otros detectives implicados; entre ellos está Juan Fernando Romero Moran, inspector, acusado en el 19 J. C. de Santiago, como autor del homicidio de Carlos Emilio Collao Sarpi, ocurrido el 10 de Noviembre de 1985.

    El 18 de Julio de 1970, es asesinado en un céntrico departamento de Santiago, el detective Emilio Colombo Morales, quien perteneció a la Brigada Móvil (Asuntos Especiales). El suceso fue caratulado por la institución como «SUICIDIO». En investigaciones posteriores realizadas por la familia del policía, se ha logrado establecer que en el caso «COLOMBO», ha existido una conspiración para ocultar el homicidio del policía, situación que ha sido denunciada ante la Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH) de la OEA, contra el Estado de Chile, por denegación de justicia y por existir en este caso participación de agentes del estado chileno. También, se esta llevando a cabo una nueva investigación por parte de la judicatura en Chile.

    En investigaciones realizadas por Milton Colombo Astroza, hijo del detective, se pudo tener acceso al «sumario administrativo», realizado por la PDI. En la ocasión se pudo constatar fehacientemente la existencia de una conspiración y encubrimiento en torno al caso que se caratulo como «suicidio». En el sumario se encuentran pruebas y pericias que nunca fueron entregadas al tribunal sustanciador de la causa (5° Juzgado del Crimen de Santiago». Por otra parte, se pudo establecer la sustracción de seis fotografías del sitio de suceso, que se encontraban adosadas a este expediente institucional y que serían concordantes con la confesión de Nelson Lillo Merodio (30 años después). En estas declaraciones Lillo Merodio, entrega información relevante del sitio de suceso, describiendo detalladamente lo observado por él y que sin duda se conjugarían con las fotografías faltantes en el sumario de la policía de Investigaciones. Esta nueva investigación la llevo a cabo el Departamento Quinto de la PDI, siguiendo la orden de investigar del Director Nelson judas Mery Figueroa

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*