ALTO MANDO DE CARABINEROS ENTRE LA CORRUPCIÓN Y EL ESPIONAJE ILEGAL CON LA COMPLICIDAD DE LA JUSTICIA MILITAR

Publicidad

Carabineros-de-Chile11Los alegatos, en la Corte Marcial por el caso espionaje telefónico, del 29 de julio de 2014, quedarán en los anales de la historia de la Justicia Militar. El abogado, Claudio Cofré Soto, cuestionaba, cara a cara, la presencia del ministro de la Corte Marcial y General de Carabineros, Juan Carlos Gutiérrez Silva.

En el expediente, aparecía la declaración, de 22 de mayo de 2014, de uno de los imputados, el sargento de la DIPOLCAR, Jorge Toledo Gallardo. Éste confesaba que, el General Bruno Villalobos Krumm, responsable de las escuchas ilegales al embajador de Pakistán, diputados, senadores , al cabo Luis Mauricio Parra Castro y al Suboficial Esteban Infante Alcaíno,  les había asegurado, a los responsables de estos delitos, la impunidad, porque así se lo había prometido el Ministro de la Corte Marcial y Auditor General de Carabineros, Juan Carlos Gutiérrez.

Este es el texto de la indagatoria:

« El 28 de Mayo del año en curso, aproximadamente a las 14.20 horas, concurrió a mi trabajo el Teniente Coronel ALVEAL, el cual me consultó si me acordaba de la historia del Oficio No. 89, a lo que le respondí que no, pero si tenía la certeza que yo la había confeccionado ya que tenía mis iniciales, el cual me comienza a hacer recordar la historia de la confección de este, gesticulando con sus manos que había sucedido, lo cual quedó reflejado en las grabaciones de las cámaras de seguridad de mi trabajo que es el Ministerio de Relaciones Exteriores, debiendo hacer presente que su gesticulación es con sus manos dando a entender una graduación jerárquica, de hecho me manifestó que el General Villalobos (que en esa época era Director de Inteligencia de Carabineros), había ordenado al Jefe del Departamento que en esa época era el Teniente Coronel Inzunza, que en el Oficio No. 89 se debía omitir la individualización del dueño o usuario del teléfono celular 98432834, que correspondía al Cabo 1ro. Parra.»

«”Debo hacer presente a US., que a raíz de esta conversación con el Teniente Coronel ® ALVEAL, recordé que cuando confeccioné el oficio 89 yo individualicé en este al Cabo 1ro. PARRA y que cuando regresó de revisión que era efectuada por el Teniente Coronel ALVEAL, éste me manifestó que debía borrar los datos del Cabo 1ro. Que tan solo debía colocar su número telefónico, lo cual hice.”»

«”Debo hacer presente a US., que el Teniente Coronel INZUNZA, en ese momento no me dijo que mi General Villalobos le había ordenado al Teniente Coronel INZUNZA que se debía eliminar la individualización del dueño del teléfono celular No. 98432834 que correspondía al Cabo 1ro. Parra por ende eso a mí no me consta y la primera noticia que tengo de esto es por los dichos de Alveal el 28 de Mayo del año en curso, de hecho yo se lo representé a Alveal que recién me lo hacía saber y que iba a concurrir a la Fiscalía Militar para aclarar este tema, ante lo cual él me manifestó que no lo hiciera ya que quedaríamos todos de mentirosos.»

«”Posteriormente el día 30 de Mayo del año en curso, cerca de las 14:00 horas fue hasta mi trabajado ALVEAL, el cual me hizo presente que el día anterior en la misa de conmemoración de la muerte de mi General Bernales, se había encontrado con mi General Villalobos al cual le manifestó respecto a la situación que se estaba viviendo en la Fiscalía Militar, EL TAMBIÉN TENÍA RESPONSABILIDAD, ya que él había sido supuestamente el que había ordenado al Teniente Coronel INZUNZA que le ordenara a él que se eliminase la identidad del usuario del celular 98432834, agregando ALVEAL, que supuestamente le habría hecho presente en ese momento al General Villalobos, que yo había hecho bien el oficio y que por ende el oficio cuestionado por el tribunal es el que él ordenó modificar, y que existirían dos oficios, es decir el que hice en primera instancia en el cual iban los datos del Cabo 1ro. Parra y el segundo n que es el que debí rehacer y que es el que fue enviado al Tribunal »

«”También me comento QUE SE HABIA PUESTO EN CONTACTO CON EL AUDITOR GENERAL DE CARABINEROS EL GENERAL GUTIÉRREZ, al que le pidió una audiencia y que el General Gutiérrez le había comentado que el General Villalobos ya se había puesto en contacto con él.»

« Posteriormente el día 5 de Junio del año en curso, cerca de las 13:00 horas, llegó nuevamente a mi trabajo ALVEAL el cual me manifestó que tenía una reunión en Codelco y se retiró, y después el día 10 de Junio me llamó telefónicamente ofreciéndome trabajo.»

Esta causa, fue iniciada a requerimiento de la octava sala de la Corte de Santiago, que, en una resolución de amparo, remitió los antecedentes al Ministerio Público para que investigara las intercepciones y grabaciones ilegales de conversaciones telefónicas. Rol 2922 -2010.

Otro antecedente, no menor, es la declaración de la Jueza de Colina, quien afirmó haber sido engañada por la DIPOLCAR, encabezada por Bruno Villalobos Krumm. La magistrado señaló en el proceso que le mintieron al solicitarle la intervención de celulares pertenecientes a los funcionarios policiales Parra y Alcaíno. En efecto, respecto del teléfono de Parra, le informaron que pertenecía a un delincuente; y sobre el de Infante Alcaíno, jamás existió orden judicial que justificara su intervención.

También, el abogado Cofré Soto, puso en evidencia, en los alegatos en la Corte Marcial, que el cabo Parra Castro fue víctima de apremios ilegítimos en las dependecias de la Dipolcar; y que el Suboficial Infante fue extorsionado, obligándolo a renunciar a cambio de no perjudicar a su hijo, funcionario de Carabineros de Chile.

Cofré Soto, responsabilizó de estas vilezas a los oficiales Gonzalo Alveal Antonucci, Sergio Ocares Retamal, Hugo Inzulza Daneri y Sergio Escobar Berrios. Ello, sin perjuicio de tener como autor principal al General Bruno Villalobos Krumm.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*