Sequía ha provocado pérdidas por mil millones de dólares a agricultores de Región de Coquimbo

Publicidad

Andacollo-Samo Alto, Nov. 2004El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo, recibió a su par de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN), María Inés Figari, con quien analizó la crítica situación de sequía que vive la región de Coquimbo, y que se ha intensificado durante la última década.

“La sequía ha reducido a su cuarta parte la capacidad agrícola de la Región de Coquimbo. Ésta es una situación estructural crítica que exige a todos los actores públicos y privados, particularmente los agricultores, a unirse y tomar las medidas de ahorro y administración eficiente del escaso recurso hídrico existente en la zona”, señaló Patricio Crespo, quien añadió que los niveles de agua embalsados hoy no superan el 6% de su capacidad.

La también directora de Fedefruta, María Inés Figari, estimó que las pérdidas económicas en huertos, instalaciones y capital de trabajo se aproximan a los US$ 1.000 millones. “Decenas de pequeños agricultores han caído en la pobreza, incapaces de cancelar los créditos que adeudan por la producción perdida y limitados, incluso, para poder financiar sus necesidades básicas y la educación de sus hijos. Esta es una situación que supera el problema económico. Es un drama social, en el que pedimos que también el Estado tome las medidas para ayudarnos a hacer frente a esta situación”, graficó Figari, quien se reunió con el ministro de Agricultura, Carlos Furche, para solicitar una serie de medidas financieras y de infraestructura.

Los agricultores piden apoyo para la reprogramación de créditos bancarios, entrega de instrumentos de asesoría financiera, condonación de las contribuciones agrícolas para el presente año, detención de los remates por deuda bancaria así como la entrega de créditos Corfo a los agricultores de la región.

Para el mediano plazo, piden una planta de tratamiento de aguas grises; el dictamen de un reglamento por parte de la DGA para la infiltración artificial de acuíferos; finalizar el proceso de formación de todas las comunidades de aguas subterráneas; realización de estudios de prefactibilidad para la construcción de embalses; así como la construcción de plantas desaladoras para Elqui, Limarí y Choapa.

Fuente: www.elobservatodo.cl

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*