“Doce.3”: Jóvenes profesionales capturados por su pulsión fotográfica

Publicidad

INVITACIÓNTres profesionales que han conjugado por largo tiempo sus intereses y la evolución de sus respectivas carreras con una gran pasión: la fotografía, se reúnen a partir del 2 de junio en la nueva sala Espacio O del barrio Lastarria.

La psicóloga Alejandra Beéche, la arquitecta María Fernanda del Villar y el diseñador industrial VicenteHraste mostrarán en la exposición “Doce.3” su respectivas apuestas y miradas fotográficas sobre temas tan comunes como la vida cotidiana, los lugares que habitan y los espacios arquitectónicos y urbanos, entre otros. Para ellos, resultó especialmente interesante producir un complemento entre sus muy particulares modos de mirar, así como los distintos procedimientos que aplican en su tratamiento fotográfico.

Durante gran parte de sus vidas, estos tres jóvenes han andado detrás de su cámara, experimentando el oficio fotográfico como una pasión permanente y una fuente motivacional. Es esa pulsión la que buscarán representar en la muestra, instalando sus puntos de vista y sus estéticas en una bella y amplia sala de una casona patrimonial, recientemente inaugurada como Espacio O, que está a cargo del artista visual Arturo Duclos y su socia, Daniela Claro.

Alejandra Beéche Cárdenas es psicóloga de la Universidad Diego Portales y conoció la fotografía mientras estudiaba Periodismo, aunque ya existía un interés previo motivado por su padre quién le inculcó el gusto por el arte fotográfico. Usualmente realiza retratos, paisajes y objetos, buscando composiciones provocativas que logren reflejar su ojo sensible. Maria Fernanda del Villar Jiménez ha vivido en el extremo austral de Chile, en Estados Unidos y en España, donde asistió a cursos y talleres para profundizar su espontáneo interés fotográfico. Como buena arquitecta, intenta capturar aspectos del espacio construido y el paisaje urbanístico. Finalmente, Vicente Hraste Cárdenas concluyó sus estudios de diseño industrial en la Universidad Diego Portales, complementandodesde muy temprano con su pasión por las imágenes, que desarrolla prioritariamente en la fotografía, y también en otros ámbitos como el dibujo y la historieta. Vivió parte de su infancia y adolescencia en Nicaragua y Venezuela, lo que enriqueció su interpretación de la diversidad y heterogeneidad de paisajes y formas de vida. En su registro de espacios, individuos, vida cotidiana, gestos y detalles mínimos, busca reflejar una segunda mirada, potenciando el aspecto misterioso de las cosas.

El centro de arte contemporáneo Espacio O fue inaugurado hace muy poco, con un objetivo divulgador de las prácticas y visualidades actuales, y un énfasis especial en el talento joven (sin ser su única línea programática). La idea de su gestor, el destacado artista Arturo Duclos, es ampliar los horizontes del arte  a círculos distintos: el empresariado, el ciudadano común, el barrio mismo y la amplia afluencia de turistas que visita ese sector de Santiago. Al mismo tiempo, Espacio O contribuirá al recorrido cultural que conforman los museos de Bellas Artes, Arte Contemporáneo, MAVI, Galería Metales Pesados y otros lugares conectados territorialmente. Emplazado en el tercer piso de una antigua casona –   que fuera sede de los talleres literarios del poeta y comunicador Cristián Warnken y oficina del destacado historiador y columnista Miguel Laborde – el Espacio O aspira a revitalizar y movilizar una construcción patrimonial de nuestra ciudad, llenándola de cultura, y esperando que este ejemplo sea seguido por otros.

moda

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*