¡Las negociaciones se cayeron sin concluir la Asociación Trans-Pacífico!

Publicidad

TPPMap-web-600x296El Representante Comercial de EE.UU. (USTR) Michael Froman (antes Citibank) junto a los representantes comerciales de las otras 11 naciones de la Cuenca del Pacífico e inversores de cientos de corporaciones multinacionales, abandonaron el centro turístico de lujo en la isla hawaiana de Maui en la tarde del viernes 31de julio sin un acuerdo. ¡Las negociaciones se interrumpieron sin concluir la Asociación Trans-Pacífico! Anunciaron que no hay nuevas reuniones programadas para el mes de agosto. Cualquier retraso va en contra de la aprobación al gran negocio que significa el control de la gobernanza global y el intercambio comercial. El TPP sería el mayor acuerdo “comercial” de la historia, que cubre el 40% de la economía mundial.

Demasiados problemas podrían quedar sin resolver. Demasiadas protestas públicas opuestas a renunciar a la soberanía nacional, a permitir un acuerdo secreto destinado a anular las protecciones legales por las que los movimientos populares han luchado: leyes y reglamentos que protegen la agricultura local, la salud y la seguridad, los derechos laborales, los derechos humanos y los derechos de los animales, así como leyes y reglamentos que protegen el medio ambiente.

Las próximas elecciones en los EE.UU, Canadá y Japón, hacen que la actitud de ignorar la oposición pública, sea riesgosa para los candidatos que han estado impulsando el acuerdo. En los EE.UU, grupos de trabajo y ambientalistas buscan promocionar candidatos que signifiquen principalmente un  desafío a los congresistas que votaron Sí a la Vía Rápida. A excepción de Gregory Meeks de Queens,  los representantes y senadores en Nueva York  votaron NO. El candidato presidencial del Partido Demócrata Bernie Sanders, es un feroz opositor al TPP; Hillary Clinton permanece en silencio y algunos republicanos populistas también se oponen al Tratado.

La complicada legislación de la Autoridad de Promoción Comercial  (TPA aka Fast Track) fue aprobada por ambas cámaras del Congreso a finales de junio, tras un par de meses de tensión y votos reñidos. La Vía Rápida/TPA diseña el calendario para una votación Sí o No dentro del paquete de decenas de mandatos políticos agrupados en el TPP.

El calendario comienza cuando el presidente firma el  TPP ya concluido. Como la conclusión y la firma aún no están a la vista, el proceso se ha retrasado. Los miembros del Congreso no tendrán acceso a la lectura del texto del acuerdo sino hasta mediados de 2016.

La Ley TPA Vía Rápida exige que el presidente dé al Congreso 90 días de pre-aviso cuando las negociaciones estén terminadas y previamente a la firma del acuerdo. Treinta días después de que el presidente haya dado la notificación, el texto del acuerdo debe ser comunicado al público. El público tiene 60 días para leer, analizar y discutir, y los activistas para empezar a pasar la voz a círculos más amplios. Después de 20 horas de debate, con una mayoría simple en ambas cámaras, el TPP podría aprobarse y crear decenas de políticas y leyes que cambiarían radicalmente nuestra forma de vida. Un proceso similar se requiere en las otras 11 naciones.

Los opositores al TPP tienen un respiro. Al igual que el Acuerdo Multilateral de Inversiones (MAI 1996) y el Área de Libre Comercio de las Américas (FTAA 2001), éste se vino abajo por su propio peso. No obstante, nadie es tan ingenuo como para declarar que la lucha ha terminado. Los inversores corporativos intentan ganar dinero y seguramente se reagruparán, como lo hicieron después de aquellos dos reveses en el Acuerdo de Centroamérica y el Acuerdo de Libre Comercio de América Central y  República Dominicana (DR-CAFTA) y una serie de acuerdos de libre comercio bilaterales con Colombia, Panamá y Corea del Sur que fueron aprobados bajo las dos administraciones demócrata y republicana.

Junto con la introducción al sistema de Estados Unidos como una ley que establece la política de una gran cantidad de cuestiones no comerciales, cada TLC deriva empleos norteamericanos hacia países con salarios más bajos, alentando las importaciones que compiten con productos hechos en los EE.UU. y contiene el odioso mecanismo de Resolución de Controversias Inversionista-Estado que permite a las empresas demandar en un tribunal privado a un gobierno que pretenda regular su funcionamiento para proteger a la población, el planeta y el futuro. La regulación gubernamental es considerada por ellos como una injerencia en su derecho a obtener el beneficio esperado. El TPP es un plan de seguro a los inversores.

Trans-Canadá, utilizando ISDS en el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte 1994) se está preparando para demandar al gobierno de los Estados Unidos por la pérdida de ingresos, si la administración Obama prohíbe la construcción del oleoducto Keystone XL programado para llevar el aceite sucio de arenas bituminosas del norte de Canadá a través  del granero del cercano oeste para ser refinado en la costa del Golfo y exportado a Asia. El TPP daría a las corporaciones farmacéuticas protecciones extendidas a patentes que pondrían a los medicamentos genéricos fuera del mercado y harían dispararse a los precios de los medicamentos. Las compañías de tabaco amenazan con utilizar ISDS en el TPP para prohibir a los gobiernos educar a los niños sobre los peligros de fumar o ayudar a las personas a dejar de fumar.

La Plantilla de Educación de Comercio Internacional del Coop (ITES) nos provee información no disponible en los medios de comunicación corporativa. Nos ponemos en contacto a través del Proyecto de Comercio Responsable de Sierra Club, el Observador Público Ciudadano del Comercio Global (Public Citizen Watch Global Trade) y la Justicia Metropolitana de Comercio de NY, así como a través de una red de contactos con fuentes alternativas que nos envían artículos por correo electrónico, que nosotros publicamos en nuestro blog Coop ITES.wordpress.com. También llevamos a cabo regularmente foros públicos. Se invita a los no-miembros. Presentamos reportes con regularidad para GMs y escribimos para la Gaceta.

Con Brooklyn Por la paz y la Iglesia Metodista Unida Cuesta del Parque, ITES convocó a una reunión de la ciudad el Jueves 20 de agosto con la consigna: TPP: ¿Gratis? ¿Justo? ¿Falso? ¿Tóxico? El debate fue grabado y se ha publicado en el blog. El próximo Foro Público ITES en la Coop, será la noche del viernes 26 de septiembre a las 6:30 PM en la sala de reuniones. Preguntar, aprender, debatir, decidir y actuar. La centralita del Congreso es 202-224-3121.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*