Interponen recurso de protección para paralizar urbanización en Tunquén

Publicidad

_GFL7398Vecinos de “Tunquén Sustentable”, respaldados por el abogado Christian Lucero y el senador Francisco Chahuán, sostienen que obras carecen de los permisos necesarios y podrían afectar el Santuario de la Naturaleza y los vestigios arqueológicos que existen en el lugar.

Hasta la Corte de Apelaciones de Valparaíso llegó un grupo de vecinos de Algarrobo y Casablanca para presentar un recurso de protección contra la Inmobiliaria Tunquén Ltda. y solicitar la paralización inmediata de las obras de urbanización iniciadas en el sector del mismo nombre que, a su juicio, estarían afectando el medio ambiente aledaño al Santuario de la Naturaleza y los vestigios arqueológicos que ahí existen

Representados por el abogado Christian Lucero y con el respaldo del senador Francisco Chahuán, éste explicó que la acción se sustenta en los perjuicios que podrían estar provocando las obras “no sólo en el corredor biológico, sino además a los vestigios arqueológicos de la cultura Llolleo, que fueron declarados como tales por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN)”.

En la ocasión, los recurrentes -organizados en la agrupación “Tunquén Sustentable”-sostuvieron que la inmobiliaria no cuenta con las autorizaciones necesarias para ejecutar las obras.  El senador manifestó su confianza en que CMN y  las seremías respectivas se hagan parte y comparezcan junto a la Policía de Investigaciones para establecer si se han generado efectos y en que la paralización de las obras resuelta por el alcalde de Algarrobo se mantenga hasta que exista un pronunciamiento de dichos organismos.

El abogado Christian Lucero, en tanto, precisó que el recurso pide a la Corte solicitar a la inmobiliaria Tunquén Ltda. “toda la información respecto del proyecto de parcelación que están ejecutando en la playa y dunas del sector aledaño a la zona declarada recientemente Santuario de la Naturaleza por el Ministerio de Medio Ambiente.”

Lucero afirmó que “se trata de obras mayores que involucran movimientos de tierra y arena con maquinaria pesada para hacer un camino desde la playa hasta la Ruta F-818 y, en cuanto mayores, de acuerdo a la ley requieren un permiso municipal, lo mismo que hacer una consulta al CMN, atendido que hay certeza de la existencia de a lo menos 9 sitios arqueológicos en el lugar, uno precisamente donde están interviniendo, para hacer rescate y caracterizaciones que contempla la ley”.

El abogado agregó que “sin perjuicio de esto, lo más grave es que se está afectando la duna, componente biológico que es inseparable del Santuario de la Naturaleza, porque es un lugar con vegetación endémica donde anidan, se alimentan y cobijan las aves”.  Al respecto, aseguró que así lo estableció el informe técnico del Ministerio de Medio Ambiente que sirvió de base para la declaratoria y todos los organizamos que participaron en el proceso señalaron que debía considerarse la protección de la duna, por lo que si ésta se toca “sin que la autoridad ambiental se pronuncie estamos vulnerando el derecho de las personas a disfrutar un  entorno libre de contaminación”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*