Los encantos de Coquimbo listos y dispuestos para recibir a miles de turistas este verano

Publicidad

Playa Chica TotoralilloOperativos se encuentran los atractivos turísticos de Coquimbo, una comuna que cuenta con hermosos balnearios como Guanaqueros y Totoralillo que no sufrieron los embates del tsunami. La mayoría de los restaurantes ya están funcionando a fin de deleitar a los visitantes con la exquisita gastronomía de la comuna.

Listo y preparado se encuentra Coquimbo para recibir a miles de turistas durante las vacaciones de verano, una comuna que con el trabajo coordinado de la Municipalidad de Coquimbo y voluntarios se levantó con creces post terremoto y tsunami del 16 de septiembre.

Es que la acción de la naturaleza sólo afectó a algunos rincones de la ciudad-puerto, los cuales en su mayoría ya fueron habilitados tras las tareas de reconstrucción. En lo inmediato, la Avenida Costanera se encuentra expedita para el paso de vehículos, mientras que 11 de los 18 restaurantes de Peñuelas están operativos luego de resolver dificultades en máquinas de refrigeración, de acuerdo a lo constatado por la Secretaría Regional Ministerial de Salud.

Coquimbo cuenta con preciosos destinos como Guanaqueros y Totoralillo, los cuales no experimentaron alteraciones debido al terremoto y tsunami, manteniéndose a la vanguardia como lugares de reencuentro con servicios gastronómicos y de alojamiento en óptimas condiciones que resaltan por su calidad.

Playa BlancaLuis Pastén González, gerente de la Corporación de Turismo Municipal de Coquimbo, explicó que “Guanaqueros no tuvo daños, por lo tanto la invitación es que la gente recorra y visite sus playas y restaurantes. En Totoralillo la playa también está operativa, mientras que en el sector de la Playa Grande de Tongoy, donde están principalmente los restaurantes, estos se encuentran operativos y sin daños con el terremoto y tsunami”.

A ello se suman los balnearios de Peñuelas, La Herradura y Tongoy, donde se están llevando a cabo labores de limpieza, estimándose que en noviembre esté concluido el  despeje superficial de la Playa Changa y la Playa Peñuelas.

“Pasados los días que ocurrió la emergencia, afortunadamente la actividad turística de Coquimbo ya está volviendo a la normalidad. Gran parte de los empresarios turísticos que se vieron afectados han podido iniciar la recuperación de sus locales, muchos de ellos ya operativos y funcionando. Por lo tanto, creemos que para este verano la actividad turística se va desarrollar de muy buena manera”, agregó el gerente de la Corporación de Turismo Municipal de Coquimbo, Luis Pastén González.

En el caso del balneario de Tongoy, este se encuentra con sus servicios gastronómicos en perfecto estado, especialmente los ubicados en la Playa Grande, mientras que las tareas de despeje avanzan en la Playa Socos a fin de recibir como corresponde a los bañistas. Un balneario que cautiva, el cual ya está siendo visitado por giras de estudios provenientes de distintos puntos de Chile.

Playa grande TongoyATRACTIVOS PANORAMAS EN FAMILIA

Cercano a los principales observatorios astronómicos de la zona, Coquimbo es un destino ideal para disfrutar en familia con  interesantes actividades deportivas náuticas, además de paseos en galeones y catamaranes que se encuentran activos.

Un verano en el que se podrá disfrutar también de las playas ubicadas al sur de Coquimbo, las cuales se encuentran en condiciones satisfactorias y con aguas más limpias, transparentes y tranquilas post tsunami.

 

Sin dudas condiciones ideales para los bañistas, quienes verán resguardada su seguridad gracias a la contratación por parte del Municipio de Coquimbo de 40 salvavidas que se mantendrán en las distintas playas de la comuna desde el 15 de diciembre al 15 de marzo.

 

Pero no sólo playas reinan en Coquimbo, existiendo un amplio espacio para el culto religioso con infraestructuras que maravillan. Tanto la Cruz del Tercer Milenio como la Mezquita están operativas, ello gracias las labores mancomunadas de empresarios y organismos públicos que permitieron mejorar aún más la zonas de acceso.

Los trabajadores porteños se mantienen de pie, a pesar de los daños en algunos sectores como el Puerto de Coquimbo, pero con soluciones que fueron inmediatas. Es así que los servicios gastronómicos se dicho punto funcionarán en el “Mercado del Mar”, centro que ofrecerá venta de pescados y mariscos frescos, además de restaurantes, picadas y una amplia oferta de artesanías propias de la comuna y la Región de Coquimbo.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*