LA EXTRAÑA FISCALIZACIÓN DE EDGARDO RIVEROS

Publicidad

Una extraña fiscalización al transporte intercomunal ocurrió hoy, último día del año 2016. Ésta debía aplicarse a la locomoción que comunica Valparaíso – Viña del Mar con la comuna de Con Con.

A las 14:50 horas, se encontraba el actual Subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros Marín, controlando la locomoción colectiva en Reñaca.

Esperaba, vestido de manera juvenil, para tratar de despistar, con el cabello teñido de negro profundo.  Se ubicaba en el paradero que se encuentra al costado de la conocida verdulería Don Homero.

Al parecer, esta fiscalización especial deriva de la omisión de la SEREMI de Transportes de Valparaíso de su deber de recoger e investigar los reclamos sobre las permanentes carreras de microbuses, con las puertas abiertas y abarrotados de pasajeros, con algunos de ellos arrastrando los pies en el pavimento. Carabineros tampoco fiscaliza a estas empresas, por tener intereses comprometidos.

Edgardo Riveros, con algunas veteranas admiradores vestidas con jeans, ascendió al microbús naranjo, N° 249, del recorrido 602, con dirección a Con Con, que subía por el camino de Los Ositos.

Este recorrido, corresponde a la empresa Buses del Gran Valparaíso S.A., cuyo representante legal es Héctor Figueroa López, con dirección en Avenida Francia N° 160, Valparaíso.

En el breve traslado, que llevó a Edgardo hasta el servicentro Shell casi frente al edificio Cumbres en donde se bajó, éste pudo apreciar, in situ, lo que sufren diariamente los usuarios de este servicio que es controlado por nadie en la V Región. Este microbús estaba atestado de pasajeros de pie, en donde el chofer llevaba la puerta abierta con usuarios en las pisaderas, mientras conversaba, animadamente, con su novia a alta velocidad. Tal conductor, aparentemente, debía llegar pronto a su casa, dado que el servicio estaba a punto de suspenderse para comenzar la celebración anticipada del año nuevo.

Esperamos que no haya un accidente de alto impacto en estas fiestas en donde menores y conductores sin licencia salen a piratear con estos microbuses después de la medianoche que separa un año del próximo.

Tratamos de comunicarnos con Edgardo, así como con la SEREMI de Transportes de la V Región, pero nos fue imposible ubicarlos para que nos revelaran lo que informarán al gobierno.

Aprovechamos de transmitirle a Edgardo los saludos de fin de año de los ex alumnos de la Universidad Miguel de Cervantes y de la embajada norteamericana en Chile.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*