CHILE: UN ESTADO CORRUPTO

JULIO PONCE LEROU

En este verano caliente, en donde regiones del centro se encuentran cercadas por incendios que han cegado las vidas de bomberos, carabineros y funcionarios de Conaf, la corrupción vuelve a aparecer como el sustrato de los males de Chile.

Mientras faltan recursos para sostener el combate al fuego de los mayores incendios de nuestra historia, Chile sigue regalando a los beneficiados de siempre sus recursos básicos como el agua, el cobre, el salitre, la biomasa del mar soberano y ahora, el litio.

La llegada de un avión supertanque para apagar los incendios, para vergüenza de nuestros dirigentes, se debe a la iniciativa y generosidad de una particular, Lucy Ana Avilés, que la ha podido financiar por 5 días, a un costo cercano a 2 millones de dólares, mientras el gobierno no ha realizado esfuerzo por mantener más días ese servicio. Esta mezquindad ofende porque en el Ejército la malversación de los recursos reservados llegó a tal impunidad que un cabo se apropió de 2.500 millones de pesos, (3.5 millones de dólares), que fueron a parar al Casino Monticello. Imaginamos lo que se habrán llevado los generales.

No sería extraño que culparan de los incendios intencionales a los mapuche y militarizaran el país, en una operación de relaciones públicas para lavar la imagen de las Fuerzas Armadas, con el fin de demostrar la incapacidad de las autoridades civiles para resolver los problemas. Si a lo anterior le agregamos el miedo, como recurso de la guerra psicológica, tenemos la receta perfecta para futuros golpes de Estado.

Cómo se explica tanta traición. El dinero, el vil dinero. La clase política, salvo honrosas excepciones, ha sido colonizada por la corrupción. Sus “dignatarios” han privatizado las potestades públicas buscando el interés particular, es decir que las funciones para las que fueron elegidos por la ciudadanía, las han vendido al mejor postor.

La prueba de lo dicho llega desde el extranjero. La empresa minera SQM, Soquimich, traspasada en Dictadura desde el patrimonio público a los bolsillos del yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou, ha debido pagar en Estados Unidos la cantidad de 30 millones de dólares.

SQM, ha confesado al Departamento de Justicia y a la SEC, organismo regulador de valores, los cargos formulados en su contra por ilícitos referidos a la falta de implementación de sistemas contables internos eficaces y de controles. Se agregan las imputaciones por infracciones relacionadas a las fallas en la mantención de libros, registros y secciones contables vinculadas con los hechos investigados:  sobornos a políticos chilenos entre los años 2008 a 2015.

PINOCHET Y ENRIQUE CORREA

El pago anticipado de estas multas, evitando un proceso que expondría a sus responsables ante la opinión pública, ha sido definida como la estrategia del mal menor por los asesores de imagen de los corruptos. Uno de tales asesores en SQM, es Enrique Correa, miembro de la fundación Salvador Allende. El presidente mártir debe estar revolcándose en su tumba.

En Chile, el fiscal Gómez Nadia, cercano a la derecha pinochetista buscaba salvar a sus patrones en las sombras, intentando cambiar la investigación por cohecho o sobornos por el de tráfico de influencias. Esta movida no es menor, considerando que con el tráfico de influencias, delito propio de funcionarios públicos, quedarían impunes los particulares que, para este caso, son los ejecutivos de las corporaciones corruptoras, específicamente los de SQM, así como la misma empresa. Esta última, podría ser condenada a su disolución, de conformidad con la legislación de responsabilidad penal de las personas jurídicas. Este es el fiscal que obstruyó la investigación y que liberó a marines de las UNITAS que violaron menores vulnerables en Valparaiso el 2006 y el 2009.

LISSETTE VILLA

La corrupción, como la que denunciamos, mata. Así lo demuestra el escándalo del SENAME – Servicio Nacional de Menores, en donde faltan los recursos para atender a los niños pobres que se encuentran bajo la protección del Estado. En sus recintos han torturado, violado y matado a menores por la ausencia de control o fiscalización. Mientras tanto los políticos chilenos entreguistas siguen haciendo negocios preparándose para engañar a la ciudadanía en las elecciones que se aproximan este año.Ellos no tuvieron en mente a la niña Lissette Villa, de 11 años, asesinada después de sufrir permanentes apremios y dopajes en el centro del Sename de Estación Central en Santiago.A un año de su muerte no hay culpables.

PUNTA PEUCO

En cambio, el Estado de Chile le regala una casa de reposo 5 estrellas, que llaman eufemísticamente cárcel, a los pocos criminales pinochetistas de lesa humanidad que han sido condenados y que residen en Punta Peuco.Debemos adicionar el pago mensual y oportuno de sus pensiones de privilegio por haber desaparecido, torturado, secuestrado y asesinado sistemáticamente a compatriotas.

Es por ello que nos llama poderosamente la atención lo caradura de nuestro canciller, Heraldo Muñoz, cuando pretende darle lecciones de probidad, democracia y derechos humanos a Venezuela.

HERALDO MUÑOZ CON JOHN KERRY

Pobre Chile, qué te han hecho…

2 Comments

  1. Este fiscal y el fiscal nacional ocultaron un oficio del Sename a la fiscalía regional de Valparaíso, a cargo de Jorge aborto, que daba cuenta del delito de abuso sexual infantil en contra de una menor de edad a cargo del Sename por parte de un fiscal de Valparaíso, con eso cometieron el delito de encubrimiento, y le salvaron el pellejo a la escoria de fiscal adjunto. Actualmente impune. Que vergüenza de persecutores. Para mala suerte de ellos tengo copia del oficio. La violación de agentes del estado es un delito de lesahumanidad. No prescribe. Algún día estarán en la cárcel por estos hechos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*