LA POLÍTICA CHILENA TIENE DUEÑO: EL YERNO DE PINOCHET

Publicidad

Para quienes pretenden darle lecciones de democracia a Venezuela, Cuba, Bolivia o a Ecuador, los invitamos a la audiencia del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, el 24 de marzo  próximo, para que puedan hacer la comparación con el sistema chileno…les tenemos asientos reservados al diputado Tarud, a Gutemberg Martínez, a Felipe Kast y a Mariana Aylwin.

Para nadie es desconocido que el yerno de Pinochet, Julio Ponce,   beneficiado por el dictador con el traspaso de la empresa minera estatal no metálica Soquimich – SQM, es el gran financista de la derecha carvernaria e hipócrita que hasta hoy justifica, públicamente o a escondidas,  las violaciones a los derechos humanos. Esto resulta chocante pero es coherente: las riquezas amasadas  por ese sector político, al amparo de la junta militar, provienen de la sangre de las víctimas.

Vinculadas al yernísimo, están  las campañas políticas del candidato derechista y ex presidente, Sebastián Piñera,  a través de Bancorp S.A.  que habría entregado 36 facturas, por un total de 340 millones de pesos, entre 2009 y 2010, a Soquimich, las que se encuentran en manos de la Fiscalía.

Una de las facturas acredita el pago de 22 millones de pesos, en el mes de agosto de 2009, mientras el ex Mandatario era candidato presidencial. Las restantes registran una periodicidad mensual, por el mismo monto. El último documento data de octubre de 2010, cuando Piñera ya ejercía como Presidente, y asciende a los 10 millones de pesos.

Volviendo a la audiencia del 24 de marzo, le adelantamos algunos antecedentes. La contadora de la campaña de la Concertación del 2009,  Clara Bensan, reconocerá los siguientes hechos confesados al Ministerio Público, según sus propias declaraciones ante el órgano persecutor:

“…en el contexto de la elección presidencial de 2009, Giorgio Martelli me solicitó la emisión de algunas facturas para el financiamiento de la campaña presidencial de la Concertación, por lo que emití cinco facturas (tres para SQM, dos de ellas las emití por Agesin y la tercera por Los Andes, una factura para Inversiones Caburga y una para Newport, y una boleta de honorarios para Caburga”. … “todas estas facturas y boletas me las pidió Martelli en el contexto de la precampaña y poscampaña presidencial, para cubrir gastos de la campaña”.

Esperamos tener presente a Mijail Bonito Lovio, el traidor que después de estudiar Derecho sin costo en Cuba, promueve en Chile, desde la Universidad Miguel de Cervantes, campañas en contra de su propio pueblo. Podría darnos una clase sobre la “Democracia Soquimich”, instalada en Chile.

Mientras tanto, en Cuba,a pesar del bloqueo criminal, la salud sigue siendo gratis y generosa, hasta con los ultraderechistas chilenos que la han requerido.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*