LOS BANQUEROS ATACAN A PARISI EN ECUADOR – Y LAS PILLERÍAS DE PIÑERA

El economista y académico, Franco Parisi, acaba de concluir un viaje a Ecuador, en donde, consultado por la prensa,  respaldó, con argumentos técnicos, las políticas económicas del Presidente Correa.

Mostró su preocupación por las medidas que pretende implementar el banquero Lasso, candidato de la derecha ecuatoriana, en el sentido de rebajar tributos a los más ricos, especialmente los impuestos verdes que cautelan el patrimonio turístico y la biodiversidad ambiental del Ecuador.

Aparentemente lo que más dolió a los sicarios mediáticos fue la sugerencia de Parisi de repatriar los capitales que se encuentran eludiendo impuestos en paraísos fiscales, para fortalecer al Banco Central de Ecuador y  bajar, de esa manera,  las tasas de interés de los créditos productivos, hipotecarios y de consumo que se otorgan a los emprededores y a las familias de las clases medias y emergentes. Entrevista en Ecuador Tv: https://www.youtube.com/watch?v=4Rm5TOGxrTg

Bastó eso para que los periodistas adictos a la ultraderecha, salieran a denostar al economista, como sucedió en Chile cuando Parisi debió sufrir los montajes mediáticos que lo persiguieron hasta en  Estados Unidos.

Cuáles han sido los pecados de Parisi:

1.- Exigir que los ricos paguen más impuestos que los pobres y que deben cesar los mecanismos de evasión que los amparan.

2.- Plantear que a los pobres hay que protegerlos. A ellos cuesta menos quitarles el dinero a través de impuestos indirectos o uniformes.

3.- Interpelar a los bancos para que expliquen el origen de sus grandes ganancias cuando los países se encuentran en crisis.

4.- Por último, Parisi convocó al poder de la gente,  más que al de las empresas y corporaciones que financian  en las sombras a gran parte de la política chilena.

El tiempo le ha dado la razón a Parisi, especialmente en lo relacionado con uno de sus mayores destractores, Sebastián Piñera – el presidente bursátil, cercano a la CIA,  que quiere repetirse el plato en las elecciones de este año en Chile.

Vamos a los antecedentes:

Fuente: El Mostrador.cl

PIÑERA Y DÉLANO – GRUPO PENTA

Entre 1994 y 2002,  Piñera, por medio de su empresa Inversiones Bancard Ltda, se ahorró 44 mil millones de pesos de carga tributaria gracias a un mecanismo mediante el cual, otros empresarios también, como la familia Cueto o el grupo Penta, compraban compañías quebradas, sin activos, para incorporar las pérdidas a la contabilidad y a partir de ellas, descontar impuestos.

Inversiones Bancard Ltda , ligada a la familia  Piñera Morel, aparece en la lista de 60 empresas en las que el SII – Servicio de Impuestos Internos,  detectó “pérdidas improcedentes” a partir de una investigación hecha por la institución desde  2004.

El family office del ex Presidente, parte del fideicomiso ciego en el que se agrupan sus inversiones, nació a partir de una fórmula hecha a partir de un resquicio legal.

A través de Editorial Los Andes, Piñera en 1994 compró la Compañía de Desarrollo Industrial en 817,5 millones. La empresa era de Manuel Cruzat, uno de los empresarios más golpeados por la crisis económica a comienzos de los 80.Según las investigaciones periodísticas, la firma de Cruzat tenía una deuda de arrastre de 39 mil millones y ningún activo.

Por eso la analogía para explicar esta controversial fórmula tributaria, es la de un “cascarón”. La Compañía de Desarrollo Industrial sirvió como como cascarón para rebautizarla como Inversiones Bancard Limitada.

La firma es  anterior  a la  que tiene un nombre similar y  actualmente es investigada por la compra de acciones en la pesquera peruana Exalmar, Piñera ha insistido que se encuentra totalmente desligado de la administración y por lo tanto no supo de esta operación en particular.

Pero entre 1994 y 2002 no tenía fideicomiso y estaba al tanto del funcionamiento. En ese período Bancard  mostró las pérdidas que tenía la firma quebrada de Cruzat sobre la que fue fundada. De esta forma, usando un mecanismo legal, pensado para apoyar a las empresas en problemas, Bancard consiguió descontar impuestos por un total de 44 mil millones en ocho años.

En el papel, la empresa de Piñera en estos años en que ejerció como senador y luego presidente del partido de derecha  RN – Renovación Nacional,  no tuvo utilidades.

Cuando el SII puso el foco en este mecanismo, en 2002, Bancard rectificó su contabilidad según el SII  y  pagó poco  más de 261 millones, correspondientes a los adeudado en cuatro años, pero con una condonación de entre el 50 y el 70%. En este  período Bancard  reportó $980 millones en pérdidas, pero la institución recaudadora detectó $547 millones en utilidades.

En total Piñera compró cuatro sociedades quebradas de Manuel Cruzat. Sobre una de ellas formó Axxion, otro de sus vehículos de inversión.

La fórmula fue ocupada por otros grupos empresariales como Penta, las empresas del clan Cueto, y otras dos vinculadas a los controladores de Falabella.

Cuando se promulgó la ley 19.738 que restringió el uso de las pérdidas como herramienta para descontar impuestos, esta práctica según el abogado histórico de Piñera, Fernando Barros, dejó de realizarse.

El abogado asegura, con caradura,  que cuando el SII detectó esta fórmula utilizada fue  por  “temas de fiscalización más normal y rutinaria, pero nunca un cuestionamiento a la base de la operación. En ningún caso el SII dijo que esto fuera evasión o elusión”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*



*