LA OPERACIÓN MOSSADEQ EN VENEZUELA: OTRAS MANIOBRAS GOLPISTAS

Publicidad

Ahora, el activista Ramón Pérez, que oficia de periodista del Arzobispado en Caracas, culpó directamente a seguidores del gobierno de Maduro por los incidentes ocurridos en la  basílica Santa Teresa, durante la eucaristía que oficiaba el cardenal Jorge Urosa Savino.

Además, dio cuenta de pinturas en diferentes iglesias con la leyenda “Muerte a los Curas” , firmadas con las siglas del Partido Socialista Unido de Venezuela – PSUV, colocadas por desconocidos.

Es más, Pérez se adelantó, en la entrevista de hoy otorgada a CNN en Español vía Skype,  a imputar la muerte de sacerdotes a los grupos oficialistas.

Lo anterior, en el contexto del discurso de Nicolás Maduro, en que el presidente llamaba a la oposición a respetar  la Semana Santa.

Lo burdo de estos montajes , es  que han sido muy repetidos  por la CIA en todo el mundo.

En este caso, lo que se busca es que El Vaticano retire el respaldo a las gestiones de diálogo entre las fuerzas políticas  de Venezuela.  

Este mismo formato fue usado para derrocar a Mossadeq, el 18 de agosto de 1953, en Irán, cuando delincuentes  y matones pagados por la CIA, disparaban en contra de fieles musulmanes a la salida de las mezquitas, gritando que eran integrantes del partido comunista – Tudeh, que se decía apoyaba al gobierno.

Mossadeq, se impuso democráticamente en las elecciones celebradas en el país en 1951 y llevó a cabo la nacionalización de la industria petrolera nacional, que estaba bajo control británico desde 1913 a través de la Compañía de Petróleo Anglo-Persa (APOC), posteriormente rebautizada como British Petroleum (BP).

DESÓRDENES PROMOVIDOS POR LA CIA EN IRÁN EN 1953

El papel de la CIA en el golpe de Estado ha sido reconocido por altos cargos estadounidenses y documentado por historiadores. El propio presidente estadounidense, Barack Obama afirmó durante un discurso en El Cairo en 2009 del papel que jugó Estados Unidos “para derrocar un Gobierno democráticamente elegido en Irán”.    Asimismo, la entonces secretaria de Estado Madeleine Albright confesó en el año 2000 la intervención. Ese mismo año, el diario ‘The New York Times’ publicó  un documento de la CIA presuntamente filtrado en 1954 sobre la planificación del golpe de Estado .

El instituto independiente de investigación Archivo de Seguridad Nacional ha indicado que la desclasificación de este documento supone el primer reconocimiento formal por parte de la CIA de su participación en el golpe, si bien la misma era conocida públicamente.    Los documentos, desclasificados en 2011 y entregados al instituto, vinculado a la Universidad George Washington, bajo el Acta de Libertad de Información, recogen detalladamente las acciones de la CIA para lograr el derrocamiento de Mossadeq.

Tales documentos muestran cómo la CIA preparó el golpe mediante la colocación de historias contra Mossadeq en los medios de comunicación iraníes y estadounidenses.

Los antecedentes de la desestabilización dan cuenta que Eisenhower, presidente de USA, aprobó el plan en una reunión con sus asesores del Consejo de Seguridad Nacional, el 22 de junio de 1953, cuyo nombre fue Operación Ajax, (oficialmente TP-AJAX), a cargo del arqueólogo Donald Wilber, el historiador Kermit Rooselvet (nieto del presidente Theodore Roosvelt) y el general Norman Schwartzkopf senior (cuyo hijo homónimo estuvo al mando de la Operación Tormenta del Desierto en contra de Irak).

Los documentos falsos hechos circular por la CIA, a través de “periodistas a sueldo”,  afirmaban que el Frente Nacional de Mossadeq, estaba secretamente colaborando con el partido comunista iraní, Tudeh, para establecer una “democracia popular” que borraría a la religión de la vida pública.

Si quieren ver el plan Ajax, los invitamos cordialmente a consultar el Manual de Golpes de Estado, aplicado en Guatemala en 1954, Congo en 1960, Vietnam del Sur en 1963, Indonesia en 1966 y Chile en 1973:

http://www.nytimes.com/library/world/mideast/iran-cia-appendix-b.pdf

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*