BANCO SANTANDER ACUSADO DE LAVADO DE DINERO

Publicidad

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata imputa a siete directivos del Banco Santander y a tres de BNP Paribas por presuntos delitos continuados de blanqueo de capitales vinculados a movimientos de dinero entre ambas entidades financieras y el HSBC suizo, en el marco de la llamada Lista Falciani que destapó nombre de presuntos evasores fiscales con cuentas en bancos suizo.

Así consta en un auto dictado por el magistrado, este miércoles, en el que advierte de que tras “una serie de operativas” realizadas por peritos inspectores del Banco de España en relación al envío “sistemático” de transferencias al HSBC por parte del Santander, con el campo de ordenantes y beneficiario en blanco, se pone de manifiesto “la gestión, utilización y aprovechamiento de fondos, depósitos y valores, ocultos al erario público español”.

El juez considera que “tales conductas podrían ser constitutivas de delitos continuados de blanqueo de capitales” y resalta que el Santander y BNP fueron entidades a través de las cuales el banco suizo realizó “sus operativas en España”.

De la Mata citó a declarar en calidad de investigado al que fuera secretario general del Banco Santander y actual miembro del patronato y de la comisión ejecutiva de la fundación del banco, Ignacio Benjumea, consejero externo. Éste tendrá que rendir cuentas ante el juez el próximo 12 de junio, junto al ex vicepresidente del comité de análisis de la entidad, José Manuel Arraluce, fichado hace apenas un mes por el banco andorrano Andbank como consejero independiente y presidente de la Comisión de Ética y Cumplimiento Normativo, y Carlos Infesta, ex responsable de Prevención de Área de Banca Mayorista, ligado aún al Santander en el departamento de Proyectos Regulatorios.

Los otros cuatro directivos del Santander imputados son Carlos Fernández, ex director del Departamento Central de Prevención de Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo, además de Jesús Álvarez y Jesús Rivero -directivos dependientes del citado departamento, encargados del área de Banca Privada y del Departamento Central de Extranjero, respectivamente-. Estos tres fueron citados el próximo 13 de junio. El 14 de junio tendrá que acudir a la Audiencia Nacional Marta Mora, responsable de prevención de blanqueo de capitales del banco en el departamento de instituciones financieras.

Los tres directivos de BNP Paribas son el que fuera director del departamento de Cumplimiento Normativo de la entidad, José Andrés Fernández; Lucía Cuarteto, a cargo de la prevención de blanqueo junto a Fernández; y Cristina Arévalo, que fuera directora de Operaciones de BNP en España.

La investigación del caso detectó varias operativas realizadas entre el Santander, BNP y HSBC, en las que los beneficiarios están denunciados por delitos contra la Hacienda pública, en el marco de los procedimientos abiertos tras la aportación de datos que hizo el informático Hervé Falciani en relación a presuntos evasores fiscales con cuentas en bancos suizos.

Una de las operativas investigadas advierte 1.070 operaciones realizadas a través del Santander, entre 2005 y 2008, por 67,8 millones de euros de clientes del HSBC para hacer pagos en España a clientes de otros bancos y cajas españolas.

Otra de las operativas se produjo entre el HSBC y Santander Investment. En este caso, se realizaron operaciones de compraventa y traspasos de valores cuyos titulares reales fueron denunciados en el marco del caso Falciani. El importe investigado en este caso asciende a un total de 404,5 millones de euros.

Los hechos investigados advierten de que Emilio Botín (fallecido) y su hermano Jaime eran los titulares reales de parte de esos valores. En este sentido, el juez recuerda la denuncia por delitos contra la Hacienda pública contra ambos y sus respectivos hijos, la cual fue archivada después de que la familia Botín regularizara su patrimonio en Suiza.

La investigación detectó también una operativa relacionada con fondos de inversión, vinculadas a los propios clientes del banco HSBC y no al Santander, “susceptible de ser constitutiva de un posible delito de blanqueo de fondos ocultos”.

En cuanto a BNP Paribas, esta entidad concertó un contrato por el que el banco en España prestaba servicios de custodia y liquidación de valores españoles para HSBC entre 2003 y 2007, y en 2010. De la Mata resalta en su auto que el HSBC “era ya en 2005 una entidad financiera de alto riesgo susceptible de canalizar operaciones de blanqueo de capitales”. Sin embargo, no pasa por alto destacar que “a pesar de todas estas manifestaciones, la calificación de riesgo otorgada por los responsables de Banco Santander fue bajo, con excepción del año 2016, donde se calificó como medio”.

Fuente: El Mundo – España.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*