DIPUTADO HUGO GUTIÉRREZ Y EL SARGENTO ACTIVO DE CARABINEROS DIEGO PINUER SE QUERELLAN CONTRA LOS GENERALES GORDON Y HERRERA PINTOR POR EL ASESINATO DE ASPIRANTES

Publicidad

Por Patricio Mery Bell

Hoy, ingresó en el Juzgado de Garantía de Curacaví, querella criminal interpuesta por el diputado Hugo Gutiérrez y por el Sargento activo de Carabineros, Diego Pinuer Vásquez, en contra de los Generales Gordon y Herrera Pintor , por el asesinato de los Aspirantes a oficiales de esa institución, Julio Ulloa Vargas y Sebastían Pinuer Barría, (Q.E.P.D), ocurrido el 1 de febrero de 2011, en el centro de instrucción de Curacaví.

En parte de esa acción judicial se señala:

Este crimen es producto de varias causas concomitantes que no podemos soslayar.
De partida, está la malversación de caudales públicos en la Escuela de Oficiales de Carabineros que racionó la compra de agua para consumo en la campaña de 2011.
Esta ausencia de recursos también impidió la asistencia de monitores que ostentaran los respectivos cursos de instrucción.
Tampoco había médicos especialistas que atendieran a los candidatos a oficiales así como de ambulancias de servicio en las cercanías de los campos de ejercitación.
Se debe agregar que los alumnos que no contaban con padrinos militares o políticos,- así como aquellos que pudieran reclamar en calidad de testigos o víctimas de los abusos los sexuales ocurridos al interior de la Escuela de Oficiales -, debían ser presionados para renunciar por medio de apremios y de sobre exigencia física.

(…)

Para el caso denunciado, Gordon era el General Director de la institución y Herrera Pintor, el Director de la Escuela de Oficiales de Carabineros de Chile, quienes, además, se encontraban presentes en el sitio del suceso el día del crimen, en sus calidades de jerarcas de la organización, ejerciendo el control y el mando.

(…)

12.- Numerosas declaraciones acreditan que en el transcurso del trote antes referido, una cantidad no menor de 30 Aspirantes a Oficiales de primer año, tanto hombres como mujeres, evidenciaron distintas afecciones físicas producto del cansancio y del calor reinante en esos momentos, consistentes en calambres, náuseas, vómitos, dolores abdominales, sangramiento de narices, dificultad para respirar y algunos desvanecimientos, por lo que se quedaban rezagados y se veían obligados a salir del escuadrón; esto produjo un desorden en el desarrollo de la actividad, impidiendo que se realizara en forma compacta como la exigía el Comandante de Escuadrón y por los diferentes Comandantes de Sección, quienes, ante dichas circunstancias y no obstante las condiciones adversas de temperatura existentes en el lugar, además del deficiente nivel de hidratación que presentaban estos Aspirantes afectados, a través de distintas expresiones les ordenaban incorporarse nuevamente al escuadrón y les exigían continuar con el trote, o en su defecto, desistir de su aspiración de convertirse en Oficiales de Carabineros de Chile.

13.- Especial trascendencia tuvo el maltrato dirigido a los jóvenes asesinados. Los antecedentes que hemos recogido indican que existió un evidente homicidio, originado en apremios ilegítimos cometidos en contra de JULIO ULLOA VARGAS y de SEBASTIÁN PINUER BARRÍA. Para asegurar el resultado criminal los dejaron abandonados por más de una hora, según testifica Eliana Inés Quezada Cortés, RUN 17.512.426 -8, y sin asistencia médica profesional. Esto último, está acreditado en la declaración de Gonzalo Andrés García Silva, RUN 17.440.700 – 2. No había médico en el lugar de instrucción.

14.-Los apremios al joven Pinuer consistieron, entre otros, en la privación de sueño. Le ordenaron el servicio de recorrido entre las 3:00 y las 6:00, de la madrugada del día de su muerte, el 1 de febrero de 2011. La diana, fue a las 5:30 horas. En consecuencia, no lo dejaron dormir. Así lo señala un informe de la DIPOLCAR.

15.- La prohibición de tomar agua en la tarde del crimen, mientras se realizaba la instrucción, es declarada por otra víctima, que no murió, Gonzalo Andrés García Silva. Debemos agregar a Pablo Alejandro Moya Carrizo, RUN 16.768.105-0, con testimonios en el mismo sentido.

16.- Es necesario recordar que debido a los abusos que terminaron con la vida de dos inocentes, la campaña que debía durar 20 días se acortó a 4. Lo anterior, en atención a la falta de descanso, dado que los aspirantes almorzaban siendo sacados de inmediato a realizar ejercicios y trotes sin acceso al agua, bajo elevadas temperaturas. Declaración de Bastián Inzunza Gatica, RUN 18.079.043 -8.

17.- Debemos agregar que el supuesto médico, doña Patricia Santos Ramos, natural de Madrid, – que debía atender en terreno a los aspirantes el día del crimen y cuyo currículum y título profesional no han sido conocidos por la familia de las víctimas -, confesó que no examinó al joven Ulloa Vargas. Es más, las fichas legibles de atención médica de este último, del día 30 de enero de 2011, fueron dolosamente extraviadas, lo que constituye un delito en sí mismo, de conformidad con el artículo 193 N° 8 del Código Penal.

18.- Julio Ulloa, se habría desvanecido en presencia del General Director de Carabineros, Eduardo Gordon, la mañana del 1 de febrero de 2011, siendo víctima de maltratos posteriores, acciones que terminaron con su vida en la fatídica tarde de ese día. Esto fue constatado por los Aspirantes: Emilio Huerta Torres, RUN 17.614.368 -1 y Joaquín Muñoz Vásquez, RUN 17.631.836 -8.
Cuando cayó el joven Ulloa, dicha tarde, usaron un sable para obligarlo a que se levantara. Ello le consta a otra Aspirante, Macarena Paz Parra Vergara, RUN 22.014.300-7. En esas condiciones le negaron el agua como lo han afirmado los Aspirantes: Maximiliano Larenas Maffei, RUN 16.659.335 -2 y Felipe Torres Molina, RUN 18.102.952-8.

19.- No es menor que no exista información sobre quienes autorizaron o pidieron el uso de helicópteros para el traslado de los jóvenes a fin de comprobar la efectividad, horario y oportunidad del uso de tales servicios para salvar la vida de las víctimas.

20.- En consecuencia, estamos frente a un asesinato inducido a través de un golpe de calor, producido por exceso de ejercicios y deshidratación originada por la falta de consumo de líquidos, especialmente agua, como sucedió con el joven estudiante de ingeniería de la Universidad de Chile, Patricio Manzano González, asesinado por funcionarios de carabineros el año 1985, fallecido de un paro cardiorespiratorio. Nadie, ni el mando ni los médicos detuvieron la tortura. Solo la muerte puso fin al dolor.

21.- Respecto de los abusos sexuales sufridos por los Aspirantes, en la Escuela de Oficiales de Carabineros de Chile, la madre de una de las víctimas, la Sra. Idilia Vargas Gálvez, puede entregar más antecedentes junto a Guy Neckelmann Muñoz, RUN 10.328.581-4, funcionario del Servicio Médico Legal.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*