UN MENSAJE A PIÑERA: El uno por ciento acapara la riqueza planetaria

Publicidad

Sebastián Piñera, el multimillonario presidente electo de Chile, 2018 a 2022, ligado a la CIA.
Davos, Suiza. La organización no gubernamental (ONG) Oxfam informó ayer que el 82 por ciento de la riqueza planetaria creada en 2017 terminó en manos del uno por ciento de los más acaudalados.

Ese reporte, a un día del inicio aquí del Foro Económico Mundial, agregó que las mujeres pobres son las menos beneficiadas con el crecimiento económico.

La directora de Oxfam, Winnie Byanyima, señaló que el boom de los multimillonarios no es signo de una economía próspera, sino un síntoma del fracaso del sistema económico.

Byanyma presentó el informe titulado Recompensar el trabajo, no la riqueza, en vísperas de la apertura del Foro de Davos.

Señaló que en el mundo se explotan a las personas que fabrican ropa, que construyen teléfonos portátiles y cultivan los alimentos.

Ello ocurre para garantizar un suministro constante en productos baratos, pero también para aumentar los beneficios de las empresas y sus ricos inversores.

Según el informe de Oxfam, tres mil 700 millones de personas, es decir el 50 por ciento de la población mundial, no se benefició para nada del crecimiento que experimentó el planeta el año pasado, mientras que el uno por ciento más rico se embolsó el 82 por ciento.

Desde 2010, en plena crisis tras el estallido de la burbuja financiera en 2008, la riqueza de esa élite económica aumentó como media del 13 por ciento, precisó Oxfam.

La cúspide se alcanzó entre marzo de 2016 y marzo de 2017, período en el que se produjo el mayor aumento en la historia del número de personas cuya fortuna sobrepasa los mil millones de dólares, a un ritmo de un nuevo multimillonario cada dos días.

En América Latina, la riqueza de los multimillonarios creció en 155 mil millones de dólares en el último año.

Para el reporte, en todo el mundo, las mujeres ganan menos que los hombres y están sobre representadas en los empleos menos pagados, y los más precarios. De la misma manera, de cada 10 nuevos multimillonarios, nueve son hombres.

Según un sondeo realizado para Oxfam en 10 países, dos tercios de los 70 mil encuestados consideran urgente abordar la brecha entre ricos y pobres.

Foro de Davos 2018

El Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF) en la gélida localidad suiza de Davos se vuelve a convertir en el centro del mundo político y financiero a partir de este martes. Al Foro de Davos acudirán 70 jefes de Estado y Gobierno. Surgió en 1971,  gracias a Klaus M. Schwab, profesor de economía en Suiza, quien invitó a 444 ejecutivos de compañías de Europa occidental al primer Simposio de Administración de Europa que se realizó en el Centro de Convenciones de Davos. Actualmente esta iniciativa de una fundación privada discute las estrategias con empresas europeas para hacer frente a los desafíos del mercado mundial.

Con el permiso de la nieve, que ha dejado riesgos de avalancha en los días previos, será la ocasión perfecta para encontrar al nuevo portavoz mundial del comercio libre. Las miradas se centran ahora en Emmanuel Macron, uno de los grandes líderes de la cita.

Y también será la oportunidad para debatir los grandes problemas de la humanidad e intentar dar con soluciones. Haya éxito o no, lo que se habla allí acaba definiendo el devenir global.

La cara oculta de Davos: La presencia de la CIA

Lo que nadie ve y que reúne a las personas más importantes en los reservados de los espacios de las empresas. Líderes mundiales y globales cara a cara, decidiendo el devenir de la economía.

Entre los jefes de Estado y de Gobierno que viajarán este año al Foro se encuentran casi la totalidad de líderes comunitarios, entre ellos el presidente de Francia, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, o los primeros ministros de Italia, Paolo Gentiloni, y del Reino Unido, Theresa May.

Los líderes europeos coincidirán entre otros homólogos con 10 jefes de Estado y de Gobierno de África y nueve del norte de África y Oriente Medio, como el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Además habrá seis mandatarios de América Latina: los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Brasil, Michel Temer; o Colombia, Juan Manuel Santos.

La CIA, se hará presente a través de organizaciones de fachada como USAID, a través de Mark Green,  quien será acompañado por Thomas Bossert, asistente de seguridad y contraterrorismo del gobierno norteamericano. 

Además, se agregan organizaciones de delincuentes financieros  como el Banco Santander. En efecto, por la corona española expondrá Felipe VI, acompañado de los ministros de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y de Economía, Luis de Guindos. Esta real representación contará con los presidentes del BBVA, Banco Santander, Iberdrola, Acciona, Ferrovial y El Corte Inglés.

Las críticas de las ONG

El foco global sirve también para que las asociaciones contrarias a los intereses económicos globales critiquen las posturas más mercantilistas. Greenpeace colocó la semana pasada una estatua de seis metros de la diosa griega Temis, imagen universal de la justicia, para recordar a las empresas su responsabilidad con el medioambiente y los derechos humanos.

La ONG lanzó un informe de veinte casos  de crímenes corporativos en los que las empresas han aprovechado lagunas legales y lobbys para lucrarse. ACS, DowDupont, Exxon, Monsanto o Total eran algunas de las señaladas.

En este contexto Oxfam, ha cargado nuevamente contra la desigualdad global. La brutal inequidad en la distribución de la riqueza hace que el 1% más rico tengo el 82% de la fortuna global. Según La Vanguardia de Cataluña, los ricos  son los más beneficiados en la salida de la crisis.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*