JUEZ CIERRA CASO HURACÁN : OTRO RÍDICULO DEL GOBIERNO DE CHILE

Publicidad

El juez de garantía de Temuco, rechazó la petición de nuevas diligencias solicitadas por el Ministerio del Interior destinadas a reabrir la causa conocida mediaticamente como Operación Huracán, en donde Carabineros falsificó pruebas para inculpar a dirigentes mapuche, quienes fueron sometidos a prisión preventiva en septiembre de 2017.

El tribunal no le creyó a los abogados del gobierno que argumentaron que habría existido entorpecimiento en el ejercicio de sus atribuciones por la reserva decretada por el Ministerio Público. El magistrado desestimó esa alegación al señalar que el gobierno tuvo un amplísimo plazo para requerir el levantamiento de la reserva y pedir diligencias y, en consecuencia, no podía eludir, ahora, su responsabilidad y negligencia por no solicitarlas oportunamente.

Esta derrota judicial debiera hacer reflexionar a Aleuy y a Fernández, Subsecretario y Ministro del Interior respectivamente, sobre la estrategia de insistir en un proceso judicial fraudulento, cuya burdo inicio fue denunciado desde el principio por los abogados defensores, partiendo porque antes de 1 día ( 10 horas para ser exactos) de la incautación del teléfono de uno de los imputados, Carabineros ya contaba con un informe ( el 346) de más de 47 páginas que inculpaba a Rodrigo Huenchullán.

Otra muestra de estupidez : Uno de los archivos falsos implantados por Carabineros, supuestamente de Telegram, atribuido a Héctor Llaitul, habría sido creado el 2 de enero de 2010. El problema es que  el sistema Telegram se inició el 2013, por los hermanos Nikolai y Pavel Durov. Esto explica que Carabineros viaja en el tiempo.

Otra muestra de las cabezas mágicas de la Inteligencia de Carabineros, es que habrían capturado mensajes de Telegram y de Whastapp, en teléfonos que no tenían esas aplicaciones.

Otro problema probatorio expuesto en la audiencia, es que los mensajes de Telegram y Whastapp tienen una pequeña dificultad para descifrarlos…se requieren de miles de años para ello según el avance de la actual tecnología.

En resumen, el dinero de los contribuyentes está mal gastado.  Estamos, en este caso judicial patrocinado por el gobierno,  frente a un festival de mentiras y montajes rascas, como señaló en la audiencia el abogado defensor Rodrigo Román.

La Operación Huracán , ha terminado en una tormenta de basura que nos debe llevar a reflexionar sobre la fe pública confiada a las policías, truncada por  informes como el  130 ,(ciento treinta), que el general Gonzalo Blue entregó al fiscal regional de Araucanía para pedir la prisión preventiva y formalización de 10 inocentes por el delito de asociación ilícita terrorista,  así como el 346.

Los defensores  formularon, adicionalmente, graves acusaciones al  Sistema de Inteligencia de Chile. Una de ellas es que el 8 de agosto de 2017 y por  30 días,  hacia atrás, …léase de nuevo ….” hacia atrás”… se habrían autorizado por un Ministro de la Corte de Temuco intercepciones telefónicas, es decir, y dicho en simple,  que habrían intervenciones no autorizadas y que se buscaron legitimar retroactivamente. Qué tal. Solo en Chile se intercepta primero y se pide autorización después. Esto último, además, se presenta sin un mínimo de pudor, como prueba  para detener inocentes y perseverar en un juicio amañado.

Otro elemento, es la infracción a la Ley de Inteligencia al permitir Carabineros que un civil como el ” profesor”, Álex Smith Leay, tuviera acceso y participara en  actividades de “supuesta inteligencia” a través de su programa de intercepción “Antorcha” que por sus resultado debiera llamarse ” Oscuridad”.

La intoxicación interna, fue otro tema tratado. Es decir, un instrumento de guerra psicológica consistente en generar y transmitir rumores para intoxicar a la opinión pública. Cuando se desmoronaba el caso ” Huracán” esta estrategia se tradujo en las imputaciones efectuadas por  Carabineros en el sentido que los comuneros mapuche tendrían supuestos vínculos con la fiscalía y la ANI para obtener información. En estas maniobras era experto el antiguo director de la ANI del primer gobierno de Piñera, Gonzalo Yuseff Quirós, como lo indicaron los defensores en la audiencia.

Esa causa debiera terminar en sobreseimiento definitivo para vergüenza del gobierno de Michelle Bachelet, no solo por su ilegalidad sino por su manifiesta chapucería.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*