EL CARADURA DEL MES: Hernán Felipe Errázuriz, informante de la CIA y canciller del criminal Pinochet

Publicidad

Por Patricio Mery Bell

Este “señor”, que por respeto a la víctimas del terrorismo pinochetista debiera guardar respetuoso silencio en materia de probidad y derechos humanos,  con un  pasado  vinculado a una dictadura criminal, tiene el atrevimiento de cuestionar la invitación del Estado de Chile dirigida al presidente de Bolivia,  Evo Morales, al cambio de gobierno a efectuarse en marzo próximo.

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior
El Presidente Evo Morales y Patricio Mery Bell.

Hoy, en el diario facista El Mercurio este “señor” formuló la siguiente opinión para sustentar su desacuerdo con la invitación:

Contra la prohibición expresa del artículo 148 de la Constitución boliviana, que impide la reelección por un tercer período, desconociendo el plebiscito en el que los bolivianos rechazaron otro intento de extender su mandato, Morales pretende, al igual que Maduro, gobernar indefinidamente. Se trata de un gobierno con sistemáticas transgresiones al Estado de Derecho, de rampante corrupción, creciente narcotráfico y economía en descomposición, que al igual que en Venezuela, después de disfrutar del boom de los precios de los hidrocarburos, y en su caso, del zinc, la plata y la soya, está exponiendo a su pueblo a una crisis económica y social de proporciones.

Este soplón de la CIA, está interdicto moralmente para dar lecciones sobre Estado de Derecho, democracia, corrupción o narcotráfico. No es admisible tanto desparpajo, menos cuando se refiere a los gobiernos progresistas de Latinoamérica. En la dictadura de la que fue parte no solo se entregó la dignidad de Chile a las transnacionales y a la plutocracia local, sino que subastaron al mejor postor los recursos básicos nacionalizados por el presidente Allende, mientras  los sectores pobres debian pagar su educación, salud y previsión.

Como olvidar que  le prestó servicios al mayor genocida de Chile, nos referimos a Pinochet, conocido terrorista internacional, asesino en serie, traidor, corrupto y ladrón, alias Daniel López según las cuentas sucias del Banco Riggs,  que, entre otras propiedades usurpadas al erario público, le legó a su  señora Lucía la plaza pública de la comuna de Paine.

Estos son, entre otros,  las cargos del Sr. Errázuriz Correa en la dictadura:

Ministro de Minería de Chile : 4 de diciembre de 1981 a 30 de agosto de 1982.

Ministro Secretario General de Gobierno de Chile: 30 de agosto de 1982 a 14 de febrero de 1983.

Presidente del Banco Central de Chile : 14 de febrero de 1983 a 2 de mayo de 1984.

Embajador de Chile en los Estados Unidos : 2 de mayo de 1984 a 21 de octubre de 1988.

Ministro de Relaciones Exteriores de Chile : 21 de octubre de 1988 – 11 de marzo de 1990.

Defensor de Pinochet en Londres,ciudad en la que fue  detenido el dictador desde el 16 de octubre de 1998, a pedido del juez español Baltasar Garzón quien buscaba juzgarlo por delitos de violaciones a los derechos humanos.

Mientras cumplía tan ” honorables funciones”, informaba a la CIA los movimientos del sátrapa.

Con este currículum manchado con sangre inocente, que da cuenta de sus servicios a un régimen criminal, no puede dar clases de moralidad al mundo, menos a Evo Morales o a Nicolás Maduro.

Hernán Felipe Errázuriz, eres un caradura.

Te dejamos un recordatorio:

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*