Canciller ruso rechaza declaraciones de presidente kosovar

Publicidad

Belgrado, 22 feb (PL) El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, proclamó hoy que la posición de su país en torno a Kosovo está bien definida y descartó cualquier cambio al respecto.

 

En declaraciones a reporteros antes de partir de regreso a Moscú tras una visita de trabajo de dos días, habló en esos términos al comentar las declaraciones del presidente albanokosovar, Hasim Thaci, quien sugirió el reconocimiento por Rusia de la declaración unilateral de independencia de Kosovo para doblegar a Serbia.

Señaló que tanto Thaci como la mayoría de los políticos en Pristina deberían de ocuparse de sus asuntos, ‘especialmente del hecho de estar acusados por cometer crímenes de guerra’ y reiteró que el Kremlin se adhiere a la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU ‘a diferencia de algunos estados europeos’, enfatizó.

En su opinión, los colegas occidentales de Rusia escogieron el camino del desarrollo de un nuevo espacio geopolítico, ante todo mediante la ampliación hacia el este de la alianza militar noratlántica (OTAN).

‘Sistemáticamente- recordó- burlan las normas fundamentales del derecho internacional, obviando las instituciones claves como son las Naciones Unidas en 1999, violan los principios establecidos en la Declaración de Helsinki sobre inamovilidad de las fronteras en Europa, bombardearon durante dos meses y medio a Yugoslavia’.

Acotó que hace 10 años, al intentar legitimar esa agresión, reconocieron la independencia de Kosovo proclamada de forma unilateral.

Aseveró que la situación en Europa no es saludable debido a que algunos países de la OTAN y la Unión Europea intentan incrementar la confrontación y puso como ejemplo el ingreso de Montenegro al pacto noratlántico e intentando hacer lo mismo con Macedonia y Bosnia y Herzegovina.

Lavrov resumió diciendo que Rusia seguirá prestando toda la ayuda posible a Serbia en apoyo a los legítimos derechos e intereses en relación con la provincia autónoma de Kosovo, basada en lo establecido por la resolución 1244 de junio de 1999.

Sobre el mismo tema, el primer vicepresidente del gobierno y ministro de Asuntos Exteriores de Serbia, Ivica Dacic, dijo que sería mucho más lógico que Estados Unidos y Gran Bretaña retirarán su reconocimiento a Kosovo para presionar lo que denominó histeria de la Gran Albania, el principal obstáculo para la estabilidad regional.

‘Estoy muy agradecido- recalcó- por el respaldo permanente de Rusia cuando se trata de la integridad territorial y la soberanía de Serbia’.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*