EEUU PUEDE HABER PROBADO SU PROPIA MEDICINA: LA INTERVENCIÓN

Publicidad

La opinión pública estadounidense se muestra escandalizada por la posibilidad de que Rusia haya interferido de alguna manera en las elecciones del 2016, en las que el magnate neoyorquino Donald Trump venció a su rival demócrata, Hillary Clinton.

Robert Mueller, el fiscal especial del FBI que investiga la trama rusa e incluso la existencia o no de nexos con la campaña republicana, sorprendió el viernes pasado con un dossier de 37 páginas en el que se acusa a 13 personas y varias organizaciones vinculadas con Moscú de montar una plataforma a nivel local y en las redes sociales para influir en el resultado de los comicios.

Rusia niega cualquier participación y califica de «absurdas» las afirmaciones del FBI.

Para muchos en Moscú se trata de una operación para reavivar los viejos miedos de la Guerra Fría en un país necesitado de enemigos para justificar los multimillonarios gastos militares y la restricción a las libertades individuales de sus ciudadanos.

Pero asumamos por un segundo que realmente sucedió, que Rusia logró montar una operación exitosa de apoyo al candidato menos dañino para sus objetivos estratégicos a nivel internacional. ¿Qué implicaría para el país que más se inmiscuye en los asuntos internos del mundo? ¿Recibió Estados Unidos una dosis de la misma medicina que viene recetando hace más de un siglo?

A la intervención militar de Cuba y Puerto Rico en 1899, cuando la primera había derrotado al ejército español en su larga lucha por la independencia , le siguió una maniobra política para lograr la separación de Panamá de Colombia y negociar con el joven país la construcción de una vía interoceánica en condiciones mucho más favorables.

El gobierno progresista de Jacobo Árbenz en Guatemala fue derrocado con la asesoría estadounidense casi al mismo tiempo que se garantizaba todo el apoyo posible al gobierno del dictador Fulgencio Batista en La Habana.

En Oriente Medio, Mohammad Reza Pahleví era la garantía del acceso de las transnacionales al petróleo persa.  Estados Unidos hizo todo lo posible, a pesar de las atrocidades del Sha, para mantenerlo en el poder. Pero la Revolución Islámica de 1979 cambió el escenario y la CIA aún lamenta su fracaso ante el actual ascenso de Teherán como potencia regional.

Los años 70 y 80 del siglo pasado en América Latina fueron un baño de sangre en el que Washington apoyó a las dictaduras militares y le ofreció asesoría de todo tipo a cambio de la contención de la revolución por cualquier método.

Era la época en la que se escuchaba mucho el chiste de que en Washington no se daban golpes de Estado, porque era el único lugar del mundo sin una embajada de Estados Unidos.

En las elecciones de 1990 en Nicaragua, celebradas en medio de una guerra civil financiada por Washington, los norteamericanos gastaron millones de dólares en sembrar noticias falsas sobre corrupción en las filas del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que 11 años antes había derrocado la dictadura de los Somoza. La derechista Violeta Chamorro resultó vencedora y el país tuvo que soportar 16 años de neoliberalismo hasta el regreso del Frente en el 2007.

La desintegración de la URRS y la caída del campo socialista, logradas también con el apoyo de operaciones encubiertas, no implicaron el fin de las intervenciones estadounidenses en la política global.

Durante las últimas décadas, simplemente han afinado los mecanismos. Lo que antes era tarea de los chicos de Langley, en Virginia, ahora lo hacen la Usaid, la NED, Freedom House y toda su red de organizaciones fachada que se especializan en desestabilizar Gobiernos. No por gusto los rusos han prohibido las actividades de dichas organizaciones en su territorio.

Sin embargo, con esa nueva metodología han dado golpes certeros a los Gobiernos progresistas que le cambiaron el rostro a América Latina durante las últimas décadas. Luego de las convulsiones en Paraguay y Honduras, Estados Unidos muestra el abanico de sus posibilidades en una guerra económica y sicológica contra Venezuela y el uso de artimañas legales y jueces teledirigidos, como Sergio Moro, para detener al Partido de los Trabajadores en Brasil. Resulta también la misma base de proyectos como la Fuerza Operativa en internet contra Cuba, que busca minar el apoyo a la Revolución a través de las nuevas tecnologías.

Los documentos desclasificados revelan hoy lo que hizo Washington en el siglo pasado, pero habrá que esperar décadas para saber el alcance real de sus acciones en el siglo XXI.

Más allá de que la trama rusa termine siendo otra cortina de humo del establishment estadounidense, quizá tanto alboroto sirva para que aprendan una lección básica de convivencia: «no hagas lo que no te gusta que te hagan».

Intervenciones Militares de EEUU– No se incorporan las operaciones encubiertas o los golpes de Estado:

En América

1775-1776: Canadá y Atlántico

En el curso de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos.

1798-1800: Mar Caribe y Atlántico

Cuasi-Guerra: conflicto naval contra la Francia Revolucionaria, que acaba con el Tratado de Mortefontaine o Convención de 1800.

1831: Argentina

El 28 de diciembre, la corbeta estadounidense USS Lexington (enarbolando una bandera francesa como táctica pirata), arribó a Puerto Soledad (islas Malvinas). Un contingente desembarcó y destruyó el asentamiento, tomando prisioneros a la mayoría de sus habitantes.

1846-1848: México

Intervención estadounidense en México: los Estados Unidos anexionan la mitad del territorio mexicano. Este territorio ahora está repartido entre los estados de TexasCaliforniaNevadaUtahArizonaNuevo México y una parte de ColoradoOklahoma y Wyoming.

1852-1853: Argentina

Infantes de marina (o marines) se instalan en Buenos Aires para proteger los intereses estadounidenses frente a una revolución.

1853: Nicaragua

Protección de los ciudadanos y de los intereses estadounidenses durante trastornos políticos.

1854: Nicaragua

Invasión de marines en represalias a una ofensa hecha al representante estadounidense en Nicaragua. Destrucción de la ciudad de Greytown (San Juan del Norte).

1855: Uruguay

Del 25 al 29 de noviembre. Fuerzas navales estadounidenses y europeas desembarcan para proteger intereses de sus connacionales durante una revolución en Montevideo.2

1858: Uruguay

Del 2 al 27 de enero. Las fuerzas de dos buques de guerra de Estados Unidos desembarcan para proteger los bienes norteamericanos en Montevideo.3

1859: Paraguay

El Congreso autorizó a un escuadrón naval a exigir reparación en favor de un ataque a un buque militar en el río Paraná durante 1855. Las disculpas se hicieron después de un gran despliegue de fuerza.

1868: Uruguay

Los marines protegen a residentes extranjeros y fuerzan la aduana durante una insurrección en Montevideo.

1891: Chile

Caso Baltimore: Intervención de fuerzas navales tras la muerte de dos guardiamarinas estadounidenses del crucero USS Baltimore en una pelea a la salida de una cantina de Valparaíso. Estados Unidos, amenazó a Chile con la guerra si el gobierno chileno no obedecía un ultimátum y aceptaba las condiciones impuestas contrarias a lo que los tribunales de justicia chilenos habían determinado.

1894: Nicaragua

Intervención en Bluefields con el fin de proteger los intereses de los Estados Unidos en respuesta a una revolución.[cita requerida]

1898-1902: Cuba, Puerto Rico y Pacífico

Guerra Hispano-Estadounidense: tras la victoria estadounidense, construcción de una base militar en Guantánamo como recompensa por la liberación de la tutela española de Cuba, tras la interrupción estadounidense al final del proceso de independencia de Cuba (1895-1898) estando éstas portas de su emancipación por medios cubanos propios.

Estados Unidos impone la posibilidad de inversiones financieras y un derecho de injerencia en los asuntos interiores de Cuba mediante la Enmienda Platt. Anexión de las antiguas colonias españolas de Puerto RicoCubaFilipinas y Guam. Ocupación de la Wake en Oceanía.

1914: México

Durante la Revolución Mexicana, el 21 de abril, en respuesta a la detención de unos marineros borrachos en el puerto mexicano de Tampico, la armada invade el puerto de Veracruz masacrando a la población civil: Ocupación estadounidense de Veracruz de 1914.

1915: Haití

Ocupación estadounidense de Haití (1915-1934).

1916: República Dominicana

Ocupación estadounidense de la República Dominicana (1916-1924).

1917: México

Expedición punitiva contra Francisco Villa: durante la Revolución Mexicana, el presidente estadounidense Woodrow Wilson envió tropas a México, encabezadas por el general “Black Jack” Pershing (el mismo que comandaría las fuerzas estadounidenses en la Primera Guerra Mundial) para capturar al líder revolucionario Pancho Villa, que había atacado una localidad estadounidense. La expedición fracasa. Francisco Villa se libra de la muerte.

1926: Nicaragua

La guerrilla de Augusto Cesar Sandino contribuyó a la salida de las tropas estadounidenses de ocupación.

1960: Guatemala

Bombardeos

1964: Panamá

En represalia por los sucesos del 9 de enero por disputas sobre la soberanía del Canal de Panamá.

1965: República Dominicana

Durante la Guerra Civil Dominicana, la intervención fue posteriormente apoyada por la OEA, pese a que las fuerzas de intervención estadounidense en el país, fueron mucho más numerosas que las proporcionadas por la OEA (42 420 tropas estadounidenses). Alrededor de 3000 muertos.

1967-1969: Guatemala

Bombardeos.

1983: Granada

Invasión para apoyar el nuevo gobierno que derrocó al primer ministro pro cubano Maurice Bishop.

1989: Panamá

Invasión para derrocar al general Manuel Noriega.

1994: Haití

Intervención para instalar al presidente elegido Jean-Bertrand Aristide

2004: Haití

Los Estados Unidos, en una intervención militar y con la ayuda de Francia, y Reino Unido, deponen al presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide del poder en el marco de la operación MINUSTAH.

En otros continentes

1801-1805: África del Norte

Primera guerra berberisca: el rey de Trípoli y sus aliados de Túnez y de Argel declaran la guerra a Estados Unidos que no querían pagar el tributo para el paso de sus embarcaciones.

1815: África del Norte

Segunda guerra berberisca: expedición naval contra la regencia de Argel dirigida por el comodoro Stephen Decatur, que fuerza al Rey Omar a que firme un tratado que pone fin a los ataques de embarcaciones estadounidenses por los corsarios beréberes.

1853-1854: Japón

El comodoro Matthew Perry obliga al Japón a abrirse a Occidente mediante la firma del Convenio de Kanagawa en 1854. Perry utiliza la fuerza de disuasión de su flota naval contra las autoridades de Naha, en la isla de Okinawa, que le conceden la gestión de una concesión minera, las islas de Bonin, así como facilidades comerciales.

1859: China

Protección de los intereses estadounidenses en Shangai.

1860: Angola

Intervención con el fin de proteger a los ciudadanos y bienes estadounidenses en el momento de una rebelión indígena en Kissembo contra Portugal.

1893: Hawái

Desembarco de marines con el fin de proteger las vidas y los bienes de Estados Unidos. Colocación de un gobierno provisional bajo la autoridad de Sanford D. Dole. Anexión definitiva en 1898.

1900: China

Intervención militar para sofocar el levantamiento de los bóxers.

1917-1918: Primera Guerra Mundial

Estados Unidos se suman a los Aliados, contribuyendo a la derrota de las Potencias Centrales. Intervención en la Rusia soviética en apoyo a la contrarrevolución.

1941-1945: Segunda Guerra Mundial

En África, Europa, Asia y Oceanía. Ocupación de Japón, Alemania e Italia.

1945-1946: China

Envío de tropas y bombardeos.[cita requerida]

1950-1953: Guerra de Corea

Bombardeos en China.

1958: Indonesia

Bombardeos .4

1959-1975: Guerra de Vietnam

Intervención en LaosVietnam del NorteVietnam del Sur y Camboya. Invasión de Camboya.

1983: Líbano

Invasión de fuerza multinacional.

1986: Libia

Bombardeo de varias ciudades y bases militares en represalia a un ataque con misiles libios durante un ejercicio naval de la OTAN en el Golfo de Sidra.

1990-1991: Guerra del Golfo

Operación Tormenta del Desierto en respuesta a una demanda de Kuwait (ocupado por Irak) en la ONU. Con el apoyo de la ONU y de varios países de la OTAN.

1993-1994: Somalia

Intervención para apoyar las operaciones de la ONU (Batalla de Seba Araya).

1995: Bosnia y Herzegovina

Apoyo a fuerzas de la ONU/OTAN en el mismo lugar (Operación Deliberate Force).

1998: Sudán

Bombardeo de una fábrica de medicinas (sospechosa de pertenecer a Osama bin Laden) en Kartum.

1998: Afganistán

Bombardeos a campos de entrenamiento terrorista de Al Qaeda

1999: Yugoslavia

Bombardeo de la OTAN sobre Hector Diaz Alias el hechizo. (Guerra de Kosovo).

2001-actualidad: Afganistán

Intervención en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 (2001-2006), como parte de la ISAF (2006-al presente).

2002: Filipinas

Intervención en el marco de la ‘Guerra contra el terrorismo‘. Con apoyo del gobierno filipino.

2003-2011: Guerra de Irak

Invasión a Irak por presunta presencia de armas de destrucción masiva.

2007: Somalia

Bombardeo contra las milicias somalienses junto al Comodoro Somalí Alex Rojas Mecias.

2011: Libia

Invasión con la OTAN.

2011-2012: Yemen, Pakistán, Somalia

Operaciones de ataques selectivos con drones ‘Guerra contra el terrorismo‘.

2014-actualidad: Irak y Siria

Bombardeo del Daesh en la Guerra contra el Estado Islámico

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*