Impulsan alianza anticolonialista en Puerto Rico

Publicidad

El presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos Martínez, impulsa hoy una alianza anticolonialista con los dirigentes de los otros dos partidos tradicionales para rechazar la Junta de Supervisión Fiscal.

Acompañado del presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer Ríos, el dirigente socialdemócrata boricua anunció que acordaron concurrir a foros internacionales, como las Naciones Unidas, además del Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca, para frenar las acciones del organismo impuesto por Washington.

Recordó que el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, presidente del anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), ya se mostró de acuerdo a principios de mayo pasado con la propuesta del PIP de actuar lo antes posible en aquellos asuntos en que están de acuerdo para descolonizar a Puerto Rico.

El propósito inmediato, dijo Berríos Martínez, es terminar la impúdica imposición de la junta de control dictatorial a Puerto Rico y sobre la aspiración de que Puerto Rico goce de un sistema político no colonial y no territorial.

Respecto a la celebración de un plebiscito de estatus, el veterano dirigente independentista boricua anunció que primero reclamarán a Washington la eliminación de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y expondrán el caso isleño en los distintos escenarios posibles, incluida la denuncia a través de los grandes medios de comunicación estadounidenses, como The New York Times.

Resultado de imagen para independencia de puerto rico

Ferrer Ríos reconoció la víspera junto a Berríos Martínez, en la oficina del senador independentista Juan Dalmau Ramírez, en el Capitolio, que hay consenso de que la imposición del organismo ‘viola nuestro derecho a gobernarnos nosotros mismos’.

El presidente del PPD añadió que la Junta de Supervisión Fiscal tiene un repudio formal y nacional en Puerto Rico.

Los presidentes de los tres partidos designarán sus respectivos enlaces para que adelanten los trabajos dirigidos a llegar hasta las máximas autoridades electas de Estados Unidos, desde el presidente, Donal J. Trump, hasta los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado, con el propósito de encontrar una salida al problema colonial de Puerto Rico de casi 120 años.

‘Vamos a necesitar exigir una serie de pasos con estos dos puntos; urge una reunión con el presidente de Estados Unidos, con la presidenta o el secretario general de la ONU, con la OEA (Organización de Estados Americanos) probablemente también, con el vocero de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, con el líder de la mayoría en el Senado, con los grandes medios de comunicación internacional’, resumió.

Berríos Martínez mostró su satisfacción porque el gobernador Rosselló Nevares y el presidente del PPD ‘se han mostrado muy positivos’.

‘La idea es llevar el mensaje a donde haya que llevarlo de repudio a la imposición de la Junta, de cómo y cuándo se gobierna este país, que corresponde a los puertorriqueños’, estableció el dirigente socialdemócrata.

Reiteró que hay consenso entre los puertorriqueños de que se elimine la JSF y que esta isla del Caribe de 3,5 millones de habitantes ‘goce de un sistema no colonial no territorial’.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*