SOCIO PREFERIDO: EE.UU. cambiará al Reino Unido por Francia si no eleva gasto militar

Publicidad

EE.UU. insinúa que Francia podría reemplazar al Reino Unido como su “socio preferido” para tratar asuntos globales, si Londres no aumenta su gasto militar.

La primera ministra británica, Theresa May, está bajo creciente presión para aumentar el gasto militar después de que el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, haya expresado en una carta que Washington está preocupado porque el poder militar y la influencia diplomática de Londres están “en riesgo de erosión”.

Según publica este lunes el diario británico The Sun, Mattis se dirigió el 12 de junio en una misiva su homólogo británico, Gavin Williamson, en momentos en que este había generado tensiones en el Gobierno de May debido a sus esfuerzos por obtener más fondos para el presupuesto militar. Informes indicaron que incluso amenazó con derrocar a la premier, si no aprobaba un aumento para la partida de defensa.

En la carta de dos páginas, Mattis advierte a Gavinson de que “la credibilidad de las Fuerzas Armadas del Reino Unido” ha sido crucial para asegurar su lugar en el escenario mundial.

“Me preocupa que su capacidad para continuar proporcionando esta base militar crítica para el éxito diplomático corra el riesgo de erosión, mientras que juntos enfrentamos un mundo inundado de cambios”, alerta Mattis en su misiva.

El secretario de Defensa de EE.UU., Jim Mattis, habla con su homólogo británico, Gavin Williamson.

Mattis enfatiza también que una nación global como el Reino Unido, con intereses y compromisos en todo el mundo, requiere de “un nivel de gasto de defensa más allá de lo que esperaríamos de los aliados que únicamente tienen intereses regionales”.

Recuerda, a continuación, la reciente promesa del presidente francés, Emmanuel Macron, de inyectar unos 295 mil millones de euros adicionales al presupuesto de defensa de 2025, e indica que como actores globales, Francia y EE.UU. concluyeron que ahora es el momento de aumentar significativamente su inversión en este sector, mientras otros aliados están siguiendo este ejemplo.

“Lo mejor para ambas naciones es que el Reino Unido siguiera siendo el socio estadounidense elegido (pero) en ese espíritu, el Reino Unido necesitará invertir y mantener una sólida capacidad militar”, apostilla en su carta.

Aunque reconoce que no le corresponde decir cómo priorizar el gasto interno británico, Mattis espera que el Reino Unido pronto pueda compartir “un plan claro y totalmente financiado de defensa avanzado” que le permita a Washington proyectar su compromiso futuro con Londres “desde una posición de fortaleza y confianza”.

Aunque el Reino Unido se ha comprometido a cumplir con el objetivo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de gastar el 2 % del Producto Interior Bruto (PIB) en defensa, Estados Unidos pretende que May vaya más allá.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*