Víctor Jara, presente , ahora y siempre

Publicidad

Evo Morales Ayma @evoespueblo
Como hoy, 1973, #VíctorJara, el gran cantautor chileno, defensor
del pueblo y las causas humildes, fue torturado y asesinado por la
dictadura de Pinochet. Hermano Víctor, tu lucha y pensamiento 
permanecen en el corazón de la #PatriaGrande a la que
ofrendaste tu canto.
7:53 – 16 sept. 2018
Por

Fausto Triana

Santiago de Chile, 16 sep (PL) A ratos mueve levemente la comisura de sus labios para dibujar una sonrisa, mientras la mirada permanece ausente: se llama Joan Turner, la viuda de Víctor Jara.

Tiene 91 años y todos la conocen en Chile como Joan Jara. Es la madre de Amanda, la hija que inspiró a Víctor Jara a componer unas de sus más reconocidas canciones, antes de ser cruelmente torturado por la dictadura de Augusto Pinochet.

Confinado al Estadio Chile tras el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973, sufrió vejámenes por el simple hecho de profesar ideas de izquierda. Era maestro, dramaturgo y cantautor.

Cinco días más tarde, fue asesinado en la instalación deportiva que hoy lleva su nombre. Lo quemaron con cigarrillos, le cortaron la lengua y le quebraron los dedos. Luego, recibió 44 balazos y fue arrojado a unos matorrales cerca del Cementerio Metropolitano.

Había seis cadáveres, uno el de Víctor Jara.

Te recuerdo Amanda, El derecho de vivir en paz, El cigarrito, entre otras, son canciones que han acompañado a Latinoamérica en estos 45 años de ausencia de Jara,

Cantaba, escribía poemas, fue profesor, mimo y director teatral. Su pecado, abrazar la causa de la Unidad Popular del presidente Salvador Allende en Chile.

En uno de sus muros del Museo de la Memoria, está escrito lo que fue el último poema de Jara.

Somos cinco mil o Estadio Chile, es el nombre de este estremecedor escrito:

Somos cinco mil

en esta pequeña parte de la ciudad.

Somos cinco mil

¿Cuántos seremos en total

en las ciudades y en todo el país?

Solo aquí

diez mil manos siembran

y hacen andar las fábricas.

ÂíCuánta humanidad

con hambre, frío, pánico, dolor,

presión moral, terror y locura!

La Corte Suprema de Justicia de Chile amplió la solicitud de extradición a Estados Unidos del oficial en retiro del Ejército, Pedro Barrientos Núñez, como responsable de los delitos de secuestro simple y homicidio de Jara y Litré Quiroga.

En julio pasado, el juez Miguel Vázquez condenó a nueve exmilitares por el crimen de Jara. El magistrado indicó que el artista fue sometido a constantes y violentos episodios de agresión física y verbal por parte de los militares.

Se le aplicaron torturas físicas, ‘siendo los golpes más severos aquellos que recibió en la región de su rostro y en sus manos’

El informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación de 1990 detalló que ‘el cadáver de Jara, con manos y rostro muy desfigurados, presentaba 44 orificios de disparos, prueba del ensañamiento en la ejecución por parte de los militares.

En diciembre de 2009 Jara fue exhumado, se le realizó un funeral multitudinario y sepultado en una tumba donde se puede leer: Víctor Jara Martínez. 1938-Septiembre-1973.

Joan Jara, bailarina de origen británico y con numerosos aportes al desarrollo de la danza en Chile, fue condecorada con la Orden al Mérito Artístico y Cultural Pablo Neruda, de manos de la presidenta Michelle Bachelet, en diciembre de 2016.

Junto a sus hijas Amanda y Manuela (de su primer matrimonio), no ha cejado en el empeño de que haya castigo para los asesinos de Víctor Jara.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*