Irán le hace frente al bloqueo financiero impuesto por Washington.

Publicidad

Irán le hace frente al bloqueo financiero impuesto por Washington.

Por: A. Matute

Como acertada podría calificarse la decisión del Gobierno Islámico de Irán, el inicio de negociaciones comerciales con la República de la India, luego del inminente fracaso del Acuerdo Nuclear.

Para ubicarnos en contexto, en el año 2015 y luego de dos años de negociaciones se crea El ¨Proyecto Nuclear¨ bajo el nombre de Plan Conjunto de Acción Comprehensiva, iniciativa liderada por Estados Unidos y que junto a países como Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China; buscaba que el gobierno iraní, limite sus producciones de Uranio y Plutonio por considerar dicha explotación, una amenaza frente a posibles usos con fines de armamento nuclear.  Al inicio, la medida surtió efecto, ya que uno de los beneficios para Irán, fue el levantamiento de sanciones por parte de Washington provocando el descongelamiento de más de 100.000 millones de dólares de sus cuentas en el extranjero, permitiéndole volver a encaminar su economía y mantenerse como unos de los 30 países económicamente más representativos del mundo. Cabe destacar que, durante el periodo de sanciones, los iraníes perdieron alrededor de 160 mil millones de dólares, por decaimiento de sus exportaciones, principalmente petroleras.

Lo cierto es que, desde mayo pasado cuando el Gobierno de Trump decidió dar un paso al costado en dicho acuerdo, se volvieron a imponer las sanciones económicas a los islámicos limitándoles el acceso al Sistema Financiero de Comercio Internacional; medida que deja como afectados principales a los países miembros de la Unión Europea, que dependen en gran medida de las importaciones de hidrocarburos desde dicho país.

Pese a que la UE, está buscando mecanismos de pago a través de plataformas financieras independientes que permitan evadir los controles de Washington; la lentitud de estos procesos lleva a Irán a intentar dinamizar su economía, y retomar relaciones comerciales con aliados tradicionales como la India pese a la presión económica y bloqueo financiero surgido desde Washington.

Un banco iraní podrá operar en India: ¿Por qué es importante para ambos países?

Publicado: 9 ene 2019 03:59 GMT | Última actualización: 9 ene 2019 04:09 GMT

La decisión del Gobierno indio se produce en medio de los intentos de la Unión Europea de crear un mecanismo financiero para eludir las sanciones de EE.UU. contra Irán.

Un banco iraní podrá operar en India: ¿Por qué es importante para ambos países?

El banco iraní Pasargad
El Gobierno indio concedió su autorización al banco iraní Pasargad para abrir una sucursal en Bombay. La decisión fue anunciada este martes por el ministro de Transporte Terrestre, Marítimo y de Recursos Hídricos, Nitin Gadkari, tras una reunión con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

Gadkari precisó que la sucursal estará abierta en tres meses y será utilizada para facilitar transacciones relacionadas con las operaciones en el puerto de Chabahar, situado en la sureña provincia iraní de Sistán y Baluchistán, sobre el golfo de Omán.

El Gobierno de India busca poder operar plenamente en ese puerto, accesible con facilidad desde su costa oeste, y el ministro de Exteriores de Irán aseguró que “tanto el UCO Bank de India como Pasargad Bank de Irán están empezando con el negocio”.

“Economías complementarias”

Azafatas con el uniforme de Aeroflot bajan de un Sukhói Superjet 100 en el aeropuerto moscovita de Sheremétievo, 25 de septiembre de 2018.

Ambos países han acordado ya los aspectos financieros del trato. India, que de momento opera parcialmente en Chabahar, hizo ya un pedido de maquinaria por valor de 85 millones de dólares con ese fin. Una vez acordados todos los detalles, será la primera vez que India contará con plena presencia en un puerto extranjero.

El ministro de Exteriores iraní señaló que las dos naciones tienen “economías complementarias” y pueden cooperar en un amplio número de campos, y aseguró que Teherán está abierto al diálogo con India sobre las inversiones en Chabahar, incluida la esfera petroquímica, y celebran las propuestas de sus socios.

Mientras la Unión Europea se demora en la creación de un mecanismo financiero para eludir las sanciones de EE.UU. contra Irán y facilitar el comercio, Zarif afirmó que Teherán continuará trabajando con sus socios tradicionales, como India, Rusia y China.

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*