Reconocido líder indígena costarricense fue asesinado a balazos en su casa

Publicidad

Sergio Rojas contaba con Medidas Cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH como miembro de la comunidad Bribri, las cuales nunca le fueron otorgadas por el gobierno.

El líder indígena costarricense Sergio Rojas Ortiz fue asesinado el pasado lunes a balazos mientras se encontraba en su casa, ubicada en la comunidad de Yeri en el Territorio indígena de Salitre al sur del país, informó la Coordinadora de Lucha Sur Sur.

Vecinos de Rojas afirma, que escucharon 15 detonaciones de arma de fuego provenientes de la casa del dirigente en la noche del lunez, y horas después la Cruz Roja y entidades policiales de la zona confirmaron el asesinato del líder indígena, quien ya había sido víctima de varios intentos de homicidio por defender las tierras del Territorio indígena de Salitre.

El asesinato se perpetró horas después de que Rojas acompañó a otros dos indígenas a presentar una denuncia ante la Fiscalía de Buenos Aires por amenazas de supuestos usurpadores de tierras, informó la Defensoría de los Habitantes.

Rojas fue uno de los indígenas que estuvo preso durante 6 meses tras las fuertes protestas en la Zona Sur en 2015.

Contaba con medidas cautelares

Los Pueblos indígenas Bribri de Salitre y el Pueblo Broran de Térraba son sujetos de medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sin embargo hasta ahora se las medidas de protección por parte del Estado costarricense nunca fueron otorgadas.

“Tras analizar las alegaciones de hecho y de derecho presentadas por las partes, la Comisión considera que la información presentada demuestra prima facie que los miembros del pueblo indígena de Teribe y Bribrí de Salitre, que se encontrarían en la región sureste del departamento de Puntarenas, específicamente en la zona denominada Salitre, se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, toda vez que su vida e integridad personal estarían amenazadas y en riesgo”, señala el comunicado emitido por la CIDH en 2015.

“Desde la Coordinadora de Lucha Sur Sur y demás organizaciones firmantes, condenamos este vil asesinato y responsabilizamos al gobierno de Carlos Alvarado y los anteriores por la muerte de Sergio Rojas y por no cumplir con su obligación de garantizar la integridad física y territorial de los pueblos originarios de Costa Rica”, expresaron las organizaciones en un comunicado en el que exigen el esclarecimiento del asesinato y que se dé con todos los autores intelectuales y materiales del crimen.

Sergio Rojas Ortiz era miembro del Consejo Autoridades Propias Defensores de la Madre Tierra del Pueblo de Salitre y de la Coordinación Nacional del Frente Nacional de Pueblos Indígenas (FRENAPI).

Pronunciamiento del Gobierno y la ONU

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado manifestó “dolor e indignación” por la muerte de Rojas y ordenó al Ministerio de Seguridad Pública dar todo el apoyo necesario al Organismo de Investigación Judicial y al Poder Judicial para dar con los responsables.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Carlos Alvarado Quesada@CarlosAlvQ

Condenamos este acto de violencia contra la vida del líder indígena Sergio Rojas.
He pedido a @seguridadcrc apoyar a @oij_Organismo y a nuestra embajadora ante la @OEA_oficial brindar un reporte a la CIDH y ponerse a disposición de dicho organismo. https://goo.gl/FLKuD6 8815:29 – 19 mar. 201965 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

Desde ONU Derechos Humanos lamentaron “profundamente” la muerte violenta del dirigente indígena Sergio Rojas Ortíz, “líder del pueblo Bribrí y defensor de los derechos humanos de los pueblos indígenas”.

“Sergio se distinguió por su lucha por la autonomía indígena y la defensa del territorio indígena de Salitre. Denunció la usurpación de tierras y las constantes amenazas y agresiones contra quienes aún continúan luchando por sus derechos. Urgimos a las autoridades a tomar acciones inmediatas para investigar, juzgar y sancionar a las personas responsables de su muerte, así como a garantizar la protección del pueblo de Salitre – tal como lo establecen las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – y la protección de todos los defensores y defensoras indígenas de Costa Rica”, expresó la ONU.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*