CHILE Y SU NUEVA DICTADURA

Publicidad

El viernes 18 de octubre, inició una jornada de protestas en contra del gobierno de Piñera, sin precedentes.

La población se levantó para enfrentar una ola de alzas de servicios públicos, que terminaron con la evasión masiva de estudiantes al transporte público, especialmente el Metro.  El primer mandatario de Chile, Sebastián Piñera, ordenó el incremento del alza de pasajes en el Metro de Santiago, miles de ciudadanos tomaron las calles en varios puntos del país para exigir una mejora en la calidad de vida.

El pueblo chileno ha mostrado rechazo a un modelo económico neoliberal instalado desde la dictadura de Augusto Pinochet, a través de un Golpe de Estado Militar el año 1973. Piñera, alumno adelantado de este modelo, reúne el descontento ciudadano por el sistema de pensiones, uno de los más injustos del planeta,  que afecta a los adultos mayores, por la salud y educación que son administrados en gran parte por el sector privado.

Las personas se hartaron de los abusos de un sistema de robo permanente a sus ciudadanos, especialmente a los más vulnerables. Se cansaron de las pensiones de hambre, de remedios y fármacos a precios inalcanzables, de los monopolios en la distribución de alimentos y de las continuas alzas en los valores de los servicios públicos de agua, electricidad y autopistas, en poder de transnacionales privadas.   

Discriminando la entrega de calidad de los servicios públicos solo a los que tienen poder adquisitivo o logran endeudarse para ello.  Este modelo social, político, económico y jurídico, es herencia de la dictadura pinochetista y ha producido profundas expresiones de corrupción, desigualdad social y violencia estructural.

Ante esto, el gobierno ha utilizado a militares y policías «Carabineros» para reprimir violentamente la protesta social, violando los derechos humanos y civiles. Human Rights Watch  publicó un demoledor informe denunciando «graves violaciones de los derechos humanos»

Ahora ya van más de 100 días de la represión de agentes del Estado que ha dejado 26 personas muertas, más de 3.583 personas heridas, cerca de 9.589 detenciones y más de 300 personas con traumas oculares –pérdida parcial o total de los ojos por uso de balines-

La Fiscalía ha abierto más de 2.600 investigaciones contra agentes del Estado, acusados ​​de uso indiscriminado de armas antidisturbios, torturas, malos tratos y abusos sexuales. Según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile 93 personas han sido víctimas de abuso sexual, espionaje y persecuciones de líderes de organizaciones sociales.

Brutalidad policial

En estos días la violencia policial y la persecución política han empeorado. Las agencias de noticias internacionales como Telesur, RT y EFE,  entre otras, dieron a conocer que un camión de Carabineros de Chile atropelló y dio muerte a un hincha del fútbol que presenciaba un evento deportivo. Esto ocurrió el martes 28 de enero a las afueras del Estadio Monumental, luego del partido entre Colo Colo y Palestino.

Durante las horas siguientes, el afectado -identificado como Jorge Mora- estuvo bajo observación médica en un centro médico de La Florida, donde finalmente murió, a causa del atropello del carro policial, que incluso le pasó por encima tras el impacto.

Persecución política

La derecha,  partidaria de Piñera, presentó el día 6 de enero del presente, un requerimiento en el Tribunal Constitucional  para sancionar al diputado y abogado de Derechos Humanos Hugo Gutiérrez, luego de que este publicara en su cuenta de Twitter dibujos realizados por niños y niñas en donde criticaban la represión del gobierno de Chile. El Tribunal Constitucional, estructura creada en 1980 por Pinochet,  acogió la solicitud y dejó ad portas de la destitución al parlamentario, quien es un férreo opositor a Piñera. A pesar que los asambleístas tiene fueron, esto no fue respetado por el TC, que está compuesto en su mayoría por simpatizantes de la derecha chilena.

con el diputado chileno.

 

Asesinato de periodista

Albertina Martínez Burgos, periodista free lancer que cubría las manifestaciones sociales fue encontrada muerta en su departamento el 21 de noviembre del 2019 a tan solo días que comenzara el estallido social

El 26 de noviembre de 2019 el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) solicitaron a las autoridades chilenas realizar una investigación pronta y exhaustiva de la muerte de la periodista para determinar si su muerte estuvo relacionada con su trabajo, y enjuiciar a los responsables.

Martínez era una fotógrafa FreeLancer y trabajadora de medios. El cadáver de Martínez presentaba indicios de que había sido apuñaleada y golpeada, y todos sus materiales y equipos fotográficos habían desaparecido de la vivienda, según esas versiones. Hasta el día de hoy el caso sigue abierto sin una versión oficial del gobierno.

“Suicidio” de artista

El cadáver de una joven artista callejera, Daniela Carrasco (36), quien se hacía llamar a sí misma: “Mimo”, apareció colgada de una soga alrededor de una baranda, cerca del parque “André Jarlan”, en el municipio capitalino de Pedro Aguirre Cerda. En la noche del 19 de octubre, testigos la vieron por última vez con vida, cuando era arrastrada por carabineros durante una de las tantas represiones ordenadas por el presidente Sebastián Piñera.

Aún no se conocen los resultados de una autopsia oficial; y como es de manual, el gobierno pro-fascista chileno, intentó imponer la idea de «suicidio». Los medios de comunicación chilenos taparon el caso. El cuerpo presentó lesiones físicas por abusos de todo tipo.

El pasado 20 de noviembre, la Coordinadora Feminista 8M de Chile, llevó a cabo un homenaje a la artista callejera Daniela Carrasco, conocida como “Mimo”, a un mes de su asesinato que la justicia de ese país continúa «investigando», pero ante la que pocos dudan fue llevada a cabo por carabineros, durante una de las represiones nocturnas del pasado 19 de octubre en Santiago de Chile. Su cuerpo, apareció sin vida a primeras horas del 20 de octubre. Daniela fue ahorcada, y su cuerpo presentaba varias lesiones físicas atribuibles a torturas y violencia sexual.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*