Un pequeño virus increíblemente útil para la élite mundial

Publicidad

Gentileza Russia Insider, traducción editor.

En lugar de preocuparse por el colapso de la economía mundial, juegan a implementar una ley marcial a nivel global.
No digo que sea una conspiración. Pero si lo fuera, ¿Cuál sería la diferencia?
La Navidad llegó temprano para la elite mundial y para nuestros gobernantes  este año. Van a poder contar con todas las cosas que la pandemia de histeria de Covid les da:

Pueden distribuir cientos de miles de millones, incluso trillones de dólares, euros y libras entre sus amigos en nombre de una desaceleración económica en medio de brotes y contra medidas.

Pueden tomar la popular postura de hombres y mujeres decisivos del momento que toman medidas drásticas cuando las circunstancias lo exigen. Y cuando la luz del sol de la primavera se encargue de los virus, como lo hace todos los años, pueden presentarse como nuestros salvadores.

Nos sacan de las calles y nos llevan a nuestros hogares. Olvídate de Kim Jong-il, Stalin o la ley marcial africana posterior al golpe, este es el verdadero negocio. Es un nivel de represión que en países calificados de dictaduras como Corea del Norte no podría aplicarse de esta despiadada forma. Sirve para aliviar y posiblemente romper la revuelta populista (chalecos amarillos, chile despertó), Pero más que eso, no se olvide del placer directo que estas personas obtienen al ejercer poder y sentirse importantes. En el eterno juego de la adrenalina por el poder. 

Como son los "salvadores" pueden eludir la culpa del próximo colapso económico. Un colapso que debía ocurrir pronto de todos modos, ya que algo u otro iba a reventar la burbuja de la deuda global que sus bancos centrales y las políticas monetarias habían provocado, sin ni siquiera mencionar la baja en el precio del petróleo,  pero que ahora se atribuirán al coronovirus19.

Esta pandemia de histeria ha sido un regalo del cielo para ellos. Tanto es así que si estuviera en su lugar, estaría buscando extenderlo el mayor tiempo posible.

Me aseguraría de que todos los que murieron mientras tenían coronavirus fueran contados como sus víctimas. Y ahogaría la tierra con kits de prueba corona (a quién le importa cuán confiables hayan sido aprobados o que tan rápidamente) para asegurarme de que el número de infectados siga aumentando durante el mayor tiempo posible, como una proporción cada vez mayor de sus pacientes estacionales habituales con los síntomas similares a los de la gripe que se identifican por tener el temido covid-19.

Si Trump es inteligente, pondrá a los Estados Unidos bajo una ley marcial de estilo europeo para extender la crisis. Cuanto mayor es la histeria viral y mayores serán las consecuencias de las medidas antivirus, más creíble, en todo caso, fue su afirmación realizada en noviembre de que el actual sistema capitalista salvaje y neoliberal fue una gran economía hasta el desafortunado acto de la naturaleza o de esta especie de castigo divino que tiene a todo el mundo loco. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*