¿HAY COMUNISTAS EN EE.UU.?

Publicidad

Pp.Regato
CC. Partido Comunista del Ecuador


Este y otros interrogantes surgen en torno a las movilizaciones antirracistas y sociales que se producen en los Estados Unidos a raíz del horrendo asesinato cometido contra George Floyd por parte de un policía blanco el 25 de mayo último, crimen que ha merecido el repudio mundial.
En redes se ve a manifestantes con banderas rojas con la hoz y el martillo, lo que motiva el interrogante del título de esta nota. La respuesta es ¡Sí!, existe el Partido Comunista de Estados Unidos PCUSA el mismo que ha cumplido históricas jornadas, muchas de ellas silenciadas o tergiversadas por la prensa imperial por razones obvias, como parte de la represión estatal, la persecución a través del FBI; prisiones, torturas y asesinatos de líderes sociales; el Ku Klux Klan y toda suerte de organizaciones fascistas, racistas y anticomunistas existentes hasta el sol de hoy en Estados Unidos, la más grande potencia económica y militar mundial, catalogada falsamente como ejemplo de democracia y derechos humanos.


El PCUSA se funda en 1919 y es parte de la internacional Comunista dirigida por V. I. Lenin. Entre sus líderes consta John Reed, periodista estadounidense célebre por su obra “Diez Días que estremecieron el Mundo”, clásico de la literatura revolucionaria mundial, acerca de la Revolución de Octubre en Rusia.


Desde sus inicios integró el PCUSA la “Confraternidad de Sangre Africana”, colectivo de ciudadanos norteamericanos de origen africano, organizado con antelación para combatir las leyes racistas dominantes en EE.UU. Participaban activistas sociales, intelectuales, deportistas y dirigentes religiosos, hombres y mujeres. Como antecedente se había opuesto al servicio militar y a la participación de EE. UU. en la Primera Guerra Mundial.


Los comunistas norteamericanos combatieron en favor de la República Española durante la guerra civil (1936 – 1939) con la Brigada Abraham Lincoln de comunistas norteamericanos negros y blancos. Durante la Gran Depresión de 1929 el PCUSA se fortaleció y lanzó una gran ofensiva por la democracia, las reivindicaciones sociales, incluyendo los derechos de la población afronorteamericana.


Desde los años 30 el FBI reprimió con rudeza a los comunistas y demás líderes y activistas de izquierda e incluso infiltró agentes en las filas y en la dirección partidaria. Terminada la Segunda Guerra Mundial (1945) el senador republicano Joseph McCarthy impulsa la “caza de brujas” o maccarthismo contra todo lo que huela a comunismo o simpatía con la Unión Soviética (persecución a los supuestos espías pro soviéticos.). Se vive ya la Guerra Fría, nace la nefasta CIA en el año 47 y se produce el escándalo mundial con la ejecución en la silla eléctrica de Julius Rosemberg y su esposa Ethel, militantes comunistas, acusados de entregar secretos nucleares a la URSS.


El arte y la cultura no están exentos de la desatada represión anticomunista. Se persigue a grandes figuras del cine como Charles Chaplin por su obra fílmica de contenido social; se monta en su contra hasta juicios de paternidad y otros de plagio.


OPOSICIÓN A LA GUERRA DE VIETNAM Y POR LOS DERECHOS CIVILES.-


El PCUSA cobró gran prestigio con la oposición a la guerra de Vietnam, causa que tomó vuelo mundial; así como a su activa militancia en el movimiento por los Derechos Civiles, cuyo líder destacado Martin Luther King encabezara la gran marcha del 28 de agosto 1963 que logró la llamada Ley de Derechos Civiles, por el derecho al trabajo y contra la discriminación racial, cosa que como vemos solamente quedó en el papel. Luther King fue asesinado dos años más tarde.


ACRECENTAR LA LUCHA ANTIRRACISTA

Por lo dicho no es de admirarse que en las masivas marchas que se están dando a lo largo y ancho del país estadounidense se vean las banderas y los símbolos comunistas, dado que nuestra ideología y principios son antirracistas. Lo resume José Martí diciendo que solamente existe la raza humana.


Quito, 08.06.2020

LUCHA ANTIRRACISTA DEL PCUSA

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*